// estás en... octavo mes de embarazo

octavo mes de embarazo

síndrome del nido II

sindrome del nido

http://www.flickr.com/photos/eperales/239355516/

Tal y como acabo de leer en bebesyembarazos.com, el Síndrome del Nido es «el impulso que experimenta la mujer por preparar todo para la llegada del niño. Suele aparecer al final del embarazo, aunque para algunas gestantes con problemas de ansiedad puede llegar antes. Se cree que puede estar provocado por un cambio hormonal que se produce cuando el parto está cerca. La embaraza siente la necesidad imperiosa de limpiar, lavar, planchar, ordenar… fijándose en cosas en las que antes no había reparado, e incluso poniendo en peligro su integridad al subirse a escaleras, revisar altillos… Este es un comportamiento que puede observarse también en el mundo animal, y no es preocupante, a no ser que se convierta en obsesivo y genere ansiedad en la gestante».

Pues bien, en mi caso se está convirtiendo en obsesivo. Me explico, llevo cuatro días loca pensando que tengo que redecorar mi vida. Siento la necesidad imperiosa de cambiar el estilo de mi apartamento, deshacerme de trastos viejos y redistribuir mobiliario para ganar espacio. La verdad es que mi pequeño pisito es un cacahuete y con la llegada de la pequeñaja necesito todo el espacio, la luz, la alegría y el confort que sea capaz de conseguir a partir de ya. Difícil tarea, mis tendencias anarco-republicanas me obligan a llevar una vida de descontrol cuya base se asienta en cuatro pilares básicos:

1- No tengo tiempo para nada. Mi vida no es mía porque mi tiempo es de los demás. Siempre he evitado perder dos minutos en pensar cómo reorganizar los armarios para convertirlos en un tetris.

2- Tengo el Síndrome de Diógenes, así que almaceno cosas absurdas sin poder remediarlo y, lo que es peor, nunca puedo deshacerme de ellas.

3- Odio las tendencias y seguir la moda así que mi casa se ha convertido en un pastiche ecléctico de estilos imposibles.

4- Limpieza: en este sentido también soy bipolar, no tengo término medio: o limpio todos los días o no lo hago en dos semanas, con lo cual necesito un espacio ordenado que no acentúe todavía más la sensación de descontrol.

El origen de mi repentino interés por la decoración está encabezando el post. Desde que vi la foto algo se me ha removido por dentro y me empuja a crear un hogar para Malena que me transmita las mismas sensaciones… que no puedo describir porque necesito encontrar las palabras y me parece que todavía no se han inventado.

Comentarios

7 Respuestas a “síndrome del nido II”

  1. Yo, dos años y medio después de nacer mi niña, y un año después de mudarnos, sigo con el síndrome del nido. Mi casa me gusta mucho, pero no termino de encontrar un sitio para cada cosa. Y de hacerla realmente acogedora.
    …almaceno mucho.
    …me encanta dejar los rincones acogedores y reutilizar cosas, pero no acabo de decidirmo como lo quiero.
    …tengo miles de indeas pero ninguna materializo.
    …al final es la peque la que organiza.
    …siempre he sido un desastre en el orden y concierto. Hasta ahora no me a importado, pero me gustaría que mi nena creciera con un poco de sentido en el orden y la limpieza(sinceramente a sus dos añitos me maravilla lo pulcra que es ¿de donde lo ha sacado?).

    Carmen con tal de que tú y tu peque esteís a gusto, el resto ya se verá…

    enviado por Salamandra | 20 mayo, 2011, 11:13
    • jajaja! veo que todas tenemos los mismos problemas o por lo menos, similares! Mi meta es alcanzar la armonía de maenra más o menos permanente ¿y la tuya?

      enviado por la [mamá] | 21 mayo, 2011, 2:11
  2. Carmen tranquila, y no abuses que yo estoy agotada desde que me dedique un día completo a limpiar el jodido nido, de eso hace casi dos semanas y aún no me he recuperado.
    No recuerdo si has visto las fotitos del Rincón de Juno en mi perfil del foro, pero ya ves qeu no hace falta gran cosa para que Malena vaya a tener un espacio perfecto y cálido para ella sóla. El resto ya llegará.

    Además te entiendo, yo también soy una almacenadora compulsiva de las cosas más insólitas, y si a eso le unimos una pareja desastrosa con el orden y la limpieza el coctel es explosivo.

    Así que ahora me dedico a ir vigilando que la limpieza del nido no desaparezca en 2 días y ya está.

    Por cierto mi última manía es una repulsión total a los estridentes timbres de las puertas, cada vez que suena en casa me pongo histérica, en cuanto nazca Juno lo desconecto y quién quiera entrar que haga llamada perdida al movil. Que les den a todos los demás.

    Besines y calma preciosa

    enviado por stellacometa | 19 mayo, 2011, 21:53
  3. Carmennnn no era hoy lo de tu contrato??? cuéntanos que nos tienes en ascuas!!!

    Respecto al síndrome del nido a mí aún no me ha dado… espero que me de o mi enano vivirá en la leonera!!! jajaja supongo que cuando coja la baja me dedicaré a esas cosas.

    Un besico

    enviado por Amparo | 19 mayo, 2011, 16:33
  4. Tranquila, Malena sólo necesita los brazos cálidos de su mami durante los primeros meses para estar más agusto que un arbusto. No te agobies, redecora tu vida, sin pausa pero sin prisa.
    Besos!

    enviado por tiempos | 19 mayo, 2011, 12:55

Post a comment