// estás en... personal

personal

un ser luminoso

un ser luminoso

A veces, rebuscando en lo más recóndito de nuestro subconsciente encontramos pistas que nos conducen hacia nuevos territorios.

Sé que suena a tópico pero de pronto, puedo decir que he visto la luz: esta mañana María, la matrona del Centro de Salud, ha encendido el interruptor y algo se me ha removido por dentro.

Más que respuestas necesitaba preguntas y ha sido ella la que ha puesto los interrogantes y ha tejido las palabras para que yo pudiera reaccionar a la realidad con una bofetada de sinceridad. María, personaje mágico, ángel empático,  me ha calado a los cinco minutos de conversación y la verdad es que durante casi una hora ha ejercido más de psicóloga que de matrona. Mi hada madrina genera fuerza con la única finalidad de transmitirla y en un torbellino de paz y energía, me ha dado la vuelta como un guante:

“Carmen, has sido muy valiente al decidir tener el niño pero en estos momentos tienes una sensación de desamparo terrible a la que no estás haciendo frente. Ahora olvídate de tu valentía, no te repitas a cada segundo que tienes que ser valiente porque eso presupone y te hace interiorizar que te está pasando algo malo y no es así. Plántale cara a la situación huyendo del victimismo, tienes la obligación de hacerlo para poder encajar las piezas de tu historia. Y por favor, despréndete de tus miedos para poder ser tú misma. Tú y sólo tú escribes tu historia y, en estos momentos, eres una fábrica de vida lo hayas elegido o no. Ya no eres una niña y quizás este es un capítulo que la vida te ha regalado para que no te lo perdieras, para que no se quedara en el tintero. Piensa un momento: en este punto, con 35 años ¿te habías planteado tener un hijo en el futuro? ¿de verdad crees que ha sido tan negativo quedarte embarazada? ¿qué sueños ha roto o interrumpido tu embarazo? ¿piensas que va a impedir desarrollarte como persona y alcanzar tus propósitos?¿cuáles son tus metas personales?¿cuántas se han cumplido hasta ahora? ¿cuántas crees que no van a cumplirse a causa de tu embarazo? ¿te habías planteado realmente alcanzar estas metas para ser feliz o simplemente supones que las tenías para justificar la inoportunidad y el fastidio de tu embarazo, sólo para escudarte en que el hecho de tener un hijo va a truncar tus sueños?. Piénsalo.”

Creo que, dicho esto, sobran comentarios.

Con respecto a lo estrictamente físico, los puntos más importantes se resumen en 10 mandamientos:

1- Cuidar al máximo la alimentación: no grasas, no dulces, no conservantes, no química. Comer poco y muy a menudo y frutas y verduras a mogollón. Evitar las salsas y todo lo precocinado y también el consumo diario de nueces pues parece que pueden propiciar el asma en el bebé. Muy importante ingerir yogur (a ser posible natural para evitar colorantes y sabores artificiales) y leche semidesnatada.

2- Peso: Bronca descomunal. Dice que me he pasado mil pueblos y tengo que dejar inmediatamente de zampar sin control en general y guarrerías en particular. Hay que engordar un kilo por mes… yo llevo cuatro kilos en menos de dos meses…

3-  Toxoplasmosis: Como me ha dado negativo, quiere decir no he pasado la toxoplasmosis y por lo tanto puedo pillarla en cualquier momento. Evitar el contacto con gatos y cuidadín con las carnes crudas, los embutidos y las verduras y hortalizas sin limpiar. Intentar no tocar la tierra pues puede estar infectada de toxoplasma.

4- Diabetes gestacional: controlar la dieta tal y como me ha dicho y evaluarán la posibilidad de diabetes en las siguientes analíticas. Por supuesto, me ha prohibido los dulces y moderación con los hidratos de carbono.

5- Tabaco y alcohol: me ha pedido que deje inmediatamente de fumar y, si me resulta imposible, que me fume tres cigarros máximo. Según ella estoy envenenando al embrión. Qué mal rollo me ha dado. Alcohol, por supuesto, caca.

6- Deporte: Sin esfuerzos, puedo continuar haciendo el ejercicio cotidiano. Buenísimo andar.

7- Cuidado con la vitamina A. El consumo de altas dosis de vitamina A (retinol) en las primeras semanas de gestación pueden dañar al embrión. Evitar por tanto el hígado y las cremas hidratantes con retinol.

8- Ácido fólico: me ha mandado unas vitaminas con ácido fólico y debo también propiciar su consumo en la alimentación: las mejores fuentes de folato son los panes y cereales enriquecidos y las verduras sin recocer. Es muy importante para evitar la espina bífida.

9- Ojo con los medicamentos. Consultar siempre antes de tomarlos. El paracetamol está permitido a las embarazadas pero es mejor no tomarlo. Recientes estudios han demostrado que no es bueno.

10. Radiografías no.

Comentarios

2 Respuestas a “un ser luminoso”

  1. Sinceramente me he quedado alucinada, pero es que narras y escribes de una forma muy fresca. No he leído todas las entradas, me gustaría y lo iré haciendo poco a poco o más bien paso a paso. Felicidades por tu embarazo.
    Alexia

    enviado por Alexia | 16 enero, 2011, 15:52
    • Gracias Alexia, nos vemos por aquí!

      Te espero. Un beso!

      enviado por la [mamá] | 16 enero, 2011, 16:10

Post a comment