// estás en... segundo mes de embarazo

segundo mes de embarazo

resultados analítica

embarazada puede volar

http://www.flickr.com/photos/elgarydaly/

“Que se levanten los miembros del jurado” dicen en los peliculones americanos. Cada vez que escucho esto, aparecen en mi cabeza (con plaza de parking en el subconsciente) imágenes muy poco prosaicas. Esto sería básicamente anecdótico si hoy no me hubiera sentido como un reo culpable a la espera del veredicto: Pepe, el doctor suplente y cubano, estudiaba en silencio los resultados de mi analítica durante cinco largos minutos mientras los iba tecleado en su ordenador. Al borde de la crisis nerviosa, me palpitaba el ojo izquierdo y tenía la horrible sensación de estar ya sentenciada.  Ha sido la primera vez en mi vida que la frasecita (la de los “miembros”, digo) me martilleaba una y otra vez la cabeza y perdía su chispa surrealista. Ya no me hacía ni puta gracia porque me di cuenta de que estaba sufriendo un desdoblamiento astral y podía verme a mi misma, confusa y pequeña, sentada en la silla de la consulta. El médico estaba leyendo la analítica de la otra que parecía yo.

Pepe me ha mirado en silencio unos segundos y luego por fin  ha abierto la boca

– Aquí hay un tema importante que tenemos que comentar…

Silencio.

Se me heló la sangre. Casi se me salía el corazón por la boca. Lo sabía. Lo sabía, tenía el SIDA. Si no me lo pegó ningún ex, seguro que había sido el degenerado de Jota. Me había puesto los cuernos fijo y ahora estaba sidoso, el muy salido…¡Dios! ¿qué iba a hacer ahora? mi mente empezó a reproducir la película de mi vida con la repetición de las mejores jugadas.

– Estoy viendo unos valores que no me gustan nada. Me preocupan y no tengo más remedio que ponerme serio.

Cagüen la retórica cubana. Sólo tenía ganas de llorar, arrancarle el fonendo y hacerle un torniquete a su hemorragia de pachorra caribeña.

– Doctor, soy hipocondriaca y estoy a punto de entrar en parada, le ruego concreción ¿pasa algo? – dijo la otra que no era yo.

– Sí… bueno, no quiero que se preocupe pero a partir de ahora debe cuidarse. Tiene la glucosa alta y eso puede ser perjudicial a corto plazo para usted y para el feto porque es posible que sea un indicio de diabetes gestacional. El colesterol está también muy elevado así que a partir de hoy le pido moderación con la alimentación y suprimir los dulces, la bollería industrial y las grasas. Como mañana va a ver a la matrona, ella le va a dar unas pautas que quiero que siga de forma estricta y probablemente en un mes le pedirán una nueva analítica para observar la evolución que a partir de hoy, seguirá el ginecólogo.

Pepe me  entregó los resultados de la analítica y  sólo cuando me dijo que todo lo demás estaba bien, cesó por fin el desdoblamiento. Acto seguido ya me encontraba en la puerta del Centro de salud fumándome un cigarro y sonriendo a los coches como si estuviera loca. En ese preciso instante comprendí que la vida es como es y yo debería celebrarlo.

Estoy embarazada, tengo el colesterol por las nubes y posible diabetes gestacional. Ya no tengo el SIDA ¡hoy puedo volar!. 

Comentarios

2 Respuestas a “resultados analítica”

  1. Ay, el lunes tengo cita con la matrona por 1ª vez, y temo el tema de la analítica…para empezar hace años que no me hago una porque siempre pienso que me van a detectar algo malísimo, un cáncer,por ejemplo, (terminal, por supuesto), y el hecho de sacarme sangre me aterroriza, creo que tendrían que anestesiarme 1º. Tengo aversión a los médicos, me parecen seres extraños, de manos frías, sin corazón… hace poco que he empezado a comer bien, así que pueden encontrar de todo. Dioss, soy una neurótica, mi cabeza es una batidora, y sigo sin descubrirme el instinto maternal brutal que se supone, debería de tener… no soporto a las que se denominan «preñis», «super-mamis», no soporto que se pongan tan «moñas y noñas»… Socorrooo. Y no me gustan las niñas, son tan repipis… estoy convencida que será niña, fijo, por hablar. Mientras tanto, pienso en nombres, que no acepten diminutivos, dime si te gusta alguno: Olivia, Lucía, Iria, Vega… bueno, como ves, estoy para que me encierren, jejje.

    Un besíto

    enviado por Cucú | 19 noviembre, 2010, 13:01
    • Cucú, siento preocuparte pero somos espíritus afines. Cómo me consuela descubrir que también estás desequilibrada!!! Ja ja ja!! Te agradezco 1000 que me hagas estas confesiones. Quiero MÁS!

      Muchos días también me preocupa seriamente mi salud mental y me imagino que estoy loca, pero loca de atar y que todo el mundo se ha dado cuenta menos yo (no soy consciente, vivo en mi mundo creyendo que soy normal) y en ocasiones creo descubrir en sus miradas un destellito de lástima por mi. Dime que también te pasa, por diosss

      Me gusta en primer lugar Olivia y luego Vega. Iria me parece pelín extraño y lucía demasiado común, ahora todas las niñas se llaman Lucía.

      besitos hipocondriacos

      enviado por la [mamá] | 19 noviembre, 2010, 13:37

Post a comment