// estás en... personal

personal

libertad de movimiento: la esencia de coco chanel

coco chanel

Foto de: mutatis mutandis (http://fer63.wordpress.com/2009/05/06/coco-y-el-sexo)

Mañana me dan los resultados del Triple Screening y no puedo pensar en otra cosa. La preocupación está transformándose en pánico y éste poco a poco en certeza absoluta de que algo va a salir mal: se agrava mi crisis hipocondríaca.

Para distraerme un poco he centrado mis esfuerzos en recordar el fracaso total en mi búsqueda de un referente estético así que voy a encaminar mis esfuerzos a partir de este momento a buscar un referente… a secas. El detonante ha sido esta vez una cita de Coco Chanel:

“Durante mi infancia sólo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida, aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Sólo el orgullo me salvó”

Quizás mi extraña aunque no literal identificación con esta frase me lleva a descubrir una carencia notoria de afecto , una especie de trauma infantil que hoy pasa factura y me pide a gritos admirar a alguien.  Por eso, en este duro proceso de reinventarme a mi misma (que no sé cuándo ni por qué coño empezó) hoy quiero comenzar capturando la esencia de Coco Chanel.

De la Chanel únicamente me interesan sus inicios, cuando logró escalar en la sociedad con talento, ambición y arribismo. Triunfó en un mundo de hombres y utilizó a los caballeros que la adoraban como peldaños para alcanzar su meta: dejar atrás la miseria de su infancia y triunfar en la alta sociedad. Coco era una mujer hambrienta de prestigio y poder y consagró todos sus encantos y carácter para conseguirlo: en1905 se convirtió en cantante en el Café de Moulins, La Rotonde, donde le pusieron su nombre de guerra: Co-Co. Allí trabajó durante tres años mientras se introducía en la vida licenciosa y la prostitución con el único fin de ganar dinero y convertirse en referente del mundo de la moda. Así conoció a su primer amante rico: Etienne Balsan, el hombre que la introdujo en los círculos de la alta sociedad y le montó su primer negocio en 1909, una tienda de sombreros en Paris. Pero fue la posterior relación amorosa con Arthur Capel, amigo de Balsan, lo que posibilitó su despegue. Coco Chanel se enamoró perdidamente de Capel y se escapó con él para convertirse en su amante y en la gran dama de moda.

Poco se sabe de la infancia y juventud de la diseñadora ya que ella misma se encargó de disfrazarla con fantasías para intentar acabar con su pasado y ocultar a la huérfana paupérrima hija de buhonero: cuando murió su madre, su padre la abandonó en el hospital de Aubazine, un orfanato donde fue educada por las monjas. Nunca desveló que, con las cuidadoras del orfanato, fue donde aprendió a coser con especial habilidad, ni que a los 17 años las monjas le consiguieran un empleo como costurera.

Su vida estuvo marcada por una larga retahila de hombres, artistas (entre los que estuvo Igor Stravinsky y Dalí), aristócratas y políticos. Debido a su romance junto al alto oficial de las SS, Walter Schellenberg, se le imputaron cargos de ser colaboracionista del regimen nazi, cosa que ella rechazó de plano pero la llevó al exilio durante la II Guerra Mundial.

En los años 50, al acabar la II Guerra Mundial, Coco Chanel regresó a su casa parisina, en el 31 de la rue Cambon, bajo un firme mandamiento: «Quiero ser lo que está por llegar». Y lo consiguió. Vaya si lo consiguió.

Mujer con carácter, tozuda y visionaria, resumió su filosofía de vida (libertad de movimientos) en una moda pragmática y elegante:

«Coco odiaba los corsés y las estrecheces, tan de moda en su época. Al mismo tiempo creía firmemente que la elegancia en la ropa significaba «libertad al moverse», y esa fue la premisa de sus diseños.

Estas cuestiones la llevaron a inventar el estilo que la consagró: la mujer del siglo XX, una mujer trabajadora, independiente y emancipada, que necesitaba ropas cómodas y sobrias para ir al trabajo, un vestuario que le hiciera sentirse elegante pero sin dejar se ser ella misma.

El color negro, que hasta entonces estaba reservado solo para los lutos, comenzó a verse en la ropa de a diario de las mujerers.

Los trajes de chaqueta, las camisas blancas de líneas rectas, el pelo corto, los jerséis masculinos adaptados a la mujer, la ropa sport, todos inventos que fueron saliendo de su cabeza.”

(Fragmento extraído de biografías.es )

La Grande Mademoiselle se reinventó con maestría a sí misma una y otra vez. Inteligente e hiperactiva, rompió esquemas pero antes, tuvo especial cuidado en borrar  su pasado sórdido y marginal enmascarándolo con extravagancias y enredos. Murió en 1971 a los 88 años, inmensamente rica, inmensamente sola, mientras preparaba su última colección en su apartamento de París.

Que cada cual saque sus propias conclusiones. Personalmente creo que Coco Chanel era una luchadora que ha hecho de su esencia un mito fascinante, siempre  fiel a sí misma y triunfadora en un mundo de hombres. De su historia me quedo con el coraje de una mujer libre, valiente y ambiciosa que desafió los prejuicios de su época rompiendo esquemas y se puso el mundo por montera para cumplir sus sueños.

Fuentes:
biografias.es
wikipedia
el cultural

+info: apartamento de Coco Chanel

Comentarios

18 Respuestas a “libertad de movimiento: la esencia de coco chanel”

  1. NO SE

    enviado por JOAN SEBASTIAN | 25 febrero, 2011, 15:35
  2. Te llevo leyendo hace algun tiempo, pero nunca habia escrito nada.
    SIMPLEMENTE, ME ENCANTAS!!!! JEJE
    OLE TU!

    enviado por Vanela50 | 15 diciembre, 2010, 22:04
    • 1000 gracias por escribir! espero que sigas visitándome

      un besazo, Vanela

      enviado por la [mamá] | 15 diciembre, 2010, 22:19
  3. No se si seguiran el mismo protocolo que aqui, pero si te sirve para que hoy duermas bien, a mi en el primer embarazo me salió alterado y me llamaron a los dos días con una urgencia tremenda, asi que si no te han llamado buena señal, espero que todo este bien, lo mio se quedo en un gran susto.

    enviado por yopi | 15 diciembre, 2010, 18:41
    • Yopi, me reconforta oirlo y espero que así sea. Entre todas me estáis dejando más tranquila… me alegro que lo tuyo sólo quedar en un gran susto…

      gracias guapa!

      enviado por la [mamá] | 15 diciembre, 2010, 19:22
  4. Darling, nada de preocuparse por el triple screening. Todo va a ir bien, pero si no va bien, ya sabes que es una prueba tramposa, vamos, lo que yo suelo llamar «una estadística de mierda».
    Yo también soy hipocondríaca, así que como sabía que iba a tener a mi peque viniese como viniese, pasé olímpicamente de hacerme el triple screening. Claro, que eso me costó tener que cambiar de ginecólogo porque el bicho que tuve como primer ginecólogo me trató como si fuera retrasada mental cuando le dije que no quería hacerme la prueba. No caballero, perdone usted pero mis fobias me las como yo solita, y no me daba la gana de pasar por un mal trago innecesariamente por culpa de una prueba-estadística de mierda.
    En fin, no sé a qué viene que te cuente esto, si tú ya te lo has hecho, perdona que me he ido por las ramas!
    En todo caso, querida, yo que tú empezaba a dejar de llamar a estas crisis de ansiedad «crisis hipocondríacas». Más bien son los primeros signos de amor por tu peque… Ese miedo visceral que tiene toda madre a que pueda pasarle algo malo a su retoño…
    Bienvenida a la maternidad!
    Esto no ha hecho más que empezar!

    enviado por Tiempos | 15 diciembre, 2010, 16:50
    • La verdad Tiempos es que si llego a estar bien informada, no me hago la prueba ni de coña. Yo tampoco creo que pudiera abortar en ningún vaso, pero es que eso ya ni quiero ni planteármelo, se me abren las carnes… El triple screening es, como tu bien dices «una prueba tramposa y una estadística de mierda» (terapia, terapia)

      El triple screening es «una prueba tramposa y una estadística de mierda»

      El triple screening es «una prueba tramposa y una estadística de mierda»

      El triple screening es «una prueba tramposa y una estadística de mierda»

      (respirar, inspirar)

      Voy a repetirlo cada vez que me entre la histeria (osea, todo el rato)

      Y no me digas que mis crisis no han hecho más que empezar porque si esto sigue así cuando nazca me tienen que internar para tratamiento psiquiátrico! ¿en serio es igual de angustioso cuando ya han nacido? imagino que no ¿no? ¿verdad? ¿verdad? ¿verdad? ¿verdad?

      Un besazo guapa, intentaré controlar mis «primeros signos de amor por mi peque»!

      enviado por la [mamá] | 15 diciembre, 2010, 17:06
      • Verdad, verdad, verdad.

        😉

        enviado por Tiempos | 15 diciembre, 2010, 17:18
      • Nena, tu peque va a ser un niño y va a estar perfectamente sano, ya lo veras. xD

        enviado por Lunita | 15 diciembre, 2010, 17:24
        • Lunita, me has leído el pensamiento, va a ser un niño precioso y sano como una manzana.
          Mañana, Carmen, tienes que empezar a soltar lastre, y lo harás porque te dirán que todo va estupendamente. No permitas que los miedos dominen tu vida, es el momento de tener corage, de repetirte insistentemente que tu hijo y tú sois lo más importante y estais por encima de todo y de todos. Jamás te importen los convencionalismos sociales ni el qué dirán,no conducen a nada sólo es fuente de ansiedad.
          Por cierto, vete a la pelu y hazte un corte y no te lo pienses tanto, sé más decidida verás qué bien te sienta.
          Un beso.

          enviado por sildavia | 15 diciembre, 2010, 20:26
          • «Soltar lastre» ¡qué bien suena!

            Prometo que en cuanto pase esta prueba voy a empezar a soltar lastre de una ururowijfñlsfoiu029r03i2…ta vez!!!

            Así que un niño ¿eh? Gracias guapísima. Los convencionalismos sociales y el qué dirán me importan una mierda. lo único que domina mi vida es el miedo a las enfermedades… y de momento no lo puedo evitar, es patológico. Me supercaga!!!

            Un besazo, mañana os cuento!!

            enviado por la [mamá] | 15 diciembre, 2010, 21:24
  5. he empezado a leer tu blog hoy y no he parado, me encanta, he llegado a la conclusión de q estas como una chota, no te ofendas, en muchos (muchísimos) aspectos me siento + q identificada, y me alegra ver q has pasado de sentirte como «la Repu» a tomar por bandera a un mito com Coco chanel, creo q es buena señal… jaja.
    Te seguiré leyendo con ganas, gracias por ser tan sincera, se agradece dejar atras toda esa empalagosa actitud q rodea a las preñadas y q nos hace sentirnos mal por no estar en sintonia con lo q se estpera de nosotras.
    Lo dicho… muchos besos guapa

    enviado por AGNESYMARLO | 15 diciembre, 2010, 15:52
    • jajajajaj!!! no me ofendo por decirme que estoy como una chota, lo tengo asumido!!!

      Gracias por leerme, me ayuda mucho saber que seguís día a día mis tonterías, mis quebraderos de cabeza y mis episodios absurdos. Cuando empecé a escribir el blog cría que era la única embarazada anti-ñoñería del mundo y me sentía un poco madre desnaturalizada por este motivo… ahora me estoy dando cuenta de que somos muchas las que huímos de las ridiculeces empalagosas que hacen que las embarazadas parezcamos deficientes…

      vuelve!

      un besazo

      enviado por la [mamá] | 15 diciembre, 2010, 16:12
  6. Tú sabes que hay la misma distancia entre pensar que algo va mal y pensar que algo va bien? ¿Por qué va a ir mal? En qué te basas para pensarlo si hasta ahora todo ha ido bien? No te boicotees de esta manera, mujer. Piensa en positivo, si luego efectivamente va mal ya sufrirás con razón, no hace falta sufrir antes de ahora y además para nada. Ainssss. Un besazo!

    enviado por Blixen78 | 15 diciembre, 2010, 15:31
    • Ya lo sé, ya lo sé, tienes toda la razón pero no puedo evitarlo: recuerda que soy hipocondríaca y es un trastorno obsesivo compulsivo totalmente irracional!!! No obstante, me ayuda que de vez en cuando alguien me obligue a pensar en positivo con un poco de sentido común… aunque no sirva para mucho porque al segundo ya estoy otra vez inmersa en plena crisis hipocondríaca…jejejejje

      besotes guapa!

      enviado por la [mamá] | 15 diciembre, 2010, 16:08
  7. «Quiero ser lo que esta por llegar» mi mantra de hoy.
    Me ha encantado.
    Eres fabulosa, estoy con mi madre y las dos opinamos lo mismo jeje.

    enviado por otramama | 15 diciembre, 2010, 15:17
    • Jo, me encanta que me digas cosas bonitas pero, sinceramente, no las merezco… Gracias de todas las formas y recuerda tu mantra de hoy! A mi me ha ayudado mucho leer la biografía de esta increible mujer!!!

      Un besazo pa ti y otro pa tu madre!

      enviado por la [mamá] | 15 diciembre, 2010, 16:05

Post a comment