// estás en... personal

personal

el caganer

el caganer embarazada neurotica

Esta noche, cena familiar en casa de mi madre. O lo que es lo mismo: planazo a lo Gran Hermano, noche de nominaciones con cuñadalandia (como diría Cucú). Y yo no puedo parar de llorar: todo empezó ayer cuando descubrí, gracias a una casualidad fatal, una imagen en internet de un caganer de belén que decapité sin querer cuando era pequeña. El llanto volvió a surgir súbitamente unas horas después, al ver a la azafata de la Rueda de la Fortuna con 18 añitos y esos shorts tejanos chumineros adornando unos maravillosos muslos duros y botas de media caña. Esta mañana he seguido llorando intermitentemente porque con mi camisa country – chic parezco un botijo (una lorza de chicha se marca indeleble en mi cintura) y porque en la comida he descubierto un grano de arroz reseco pegado entre las púas del tenedor (supuestamente limpio). Acabo de concluir mi última sesión de llanto hace escasos minutos porque he visto un anuncio de Baby Born y me ha recordado a mi hermana pequeña antes de hacerse numeraria.

Volviendo al planazo de esta noche, no puedo soportar el mantel kitsch que saca mi madre tooodas las Nochebuenas. Lloro y vomito al mismo tiempo sólo de recordar a mi cuñado favorito pinchando un trozo de pan con su tenedor (previa y adecuadamente humedecido en saliva)  y mojándolo con osadía en la bandeja del cordero al horno. Abomino el discursito de Nochebuena de mi madre (el mismo una y otra vez) cuando al final de la cena nos obliga a felicitarnos la navidad con un emotivo beso. La cosa no sería digna de mención si yo fuera capaz de soportar los besos aromáticos de cabeza de langostino que nos bufamos recíprocamente: la fragancia a alientosqueda flotando ingrávita, impregnando de Navidad cada rincón de nuestra existencia, como expelida sin cesar por un botafumeiro gigante.

En una ocasión leí que, a menudo, ves objetos o revives situaciones que te recuerdan a tu niñez y, consiguientemente, fluyen sensaciones de desamparo porque llegan asociados a traumas o carencias de la infancia… no sé. Prefiero pensar que cuando estás embarazada todo es más intenso… sobre todo si acabas de descubrir que, además de preñada, tambien estás neurótica.

Definitivamente, no puedo parar de llorar.

Comentarios

11 Respuestas a “el caganer”

  1. que tal la noche????
    mi MA (llevaba viviendo y saliendo con mi novio como 3 meses…) fue por telefono tras la primera eco de las 7 semanas, porque no vivimos en la misma ciudad, luego en persona mi padre me dijo que no me casara que total no hacia falta, jeje, que gracioso y que moderno… luego he sabido que todo el mundo vio el fracaso de lejos pero claro, que me iban a decir??? pero claro mis padres han vivido los 70 en USA y son bte majos y razonables asi que na que ver (y van a misa cada domingo o sea que catolicos si son) Yo a mi hija no la he bautizado y eso si que los lleva un poco de cabeza porque ya tiene casi 4 años jijijiji

    enviado por Akai | 25 diciembre, 2010, 17:08
  2. No me extraña que llores, hija. Qué cosa más triste. Dejando aparte lo del olor a langostinos, lo de tu cuñado mojando pan en la bandeja del cordero me ha llegado al alma. Es para llorar aunque no esté una embarazada.

    Estoy evocando el estupendo anuncio publicitario en que un joven va a una cena inaguantable,igual a la de todos los años y se ve tentado a lanzar tartazos en cuanto le dicen, como todos los años, que llega tarde. Yo disfruto imaginándo
    que sueltas la bomba en el Momento Beso Aromático. Qué gran spot publicitario sería. A lo mejor es por escaquearme de lo mío, que también es fino.

    Un beso y suerte, Carmen.

    enviado por Chigu | 24 diciembre, 2010, 18:23
  3. pase lo que pase, Feliz Navidad.

    Un beso enorme 😉

    enviado por Cucú | 24 diciembre, 2010, 18:04
  4. Linda ya no llores

    no se si leiste mi comentario de ayer, y lo mucho que me identificaba contigo.

    Pues lo hiceeeeeeeeee, ayer anuncie a mi madre mi embarazo, segun yo preferia decirlo por mi propia boca (yo y mi bocota), se armo el drama, el valor me duro solo 3 segundos, porque antes de que lo pensara, mi madre y yo estabamos hechas un mar de lagrimas, a ella le subio la tension, luego le bajo, me dijo palabrotas que ya te imaginaras, y yo llore tanto que traigo los ojos hinchados y rojos como tomates, asi que desde ayer, he perdido la confianza y amistad de mi madre, puesto que hoy ya no me habla y asi durara sabra Dios por cuanto tiempo…

    Pero dejame decirte que a pesar de todo el problema y drama, me siento liberada!!! era algo que traia entre pecho y espalda y no me dejaba tener paz… te aconsejo que lo hagas, lo que va a suceder sucedera en el M.A., y nadie va a poder cambiar a nuestras madres y sus absurdas ideas.

    Relajate (procura) y pasala lo mejor posible…. un abrazo.

    enviado por Yanett | 24 diciembre, 2010, 14:41
    • Yanett, le has echado un par, cosa que no he hecho yo. De todas las formas, esa reacción de tu madre es la que esperabas no?, pues ale, ya está. La piedra ahora está en su tejado… tu ya has hecho lo que tenías que hacer. Eres muy valiente, aunque no lo creas. Nadie puede imaginare lo difícil de este M.A. hasta que no pasa por ello…

      Mucha fuerza, te admiro! Anoche te contesté el comentario de ayer… estaba esperandoque me contaras tu M.A. y mira por donde, se ha adelantado… ¡Gracias por compartir conmigo tu historia!

      Un besazo mami!

      enviado por la [mamá] | 24 diciembre, 2010, 16:28
      • jajajaja… mujerrrr gracias por tus animos, pero me siento hasta debilitada este dia, acabe con el poco valor que tenia, mira que te digo, me duro solo 3 segundos, bueno mis hermanas (todas ya estaban enteradas y felices) tuvieron que acudir al rescate para llevar al medico y checarle la tension a mi madre, que estaba en pleno shock, no soy la primera de mi casa que sale embarazada, yo siquiera me casare y de verdad estoy feliz por mi bebe. Esperaba esa reaccion, pero valeee, que mi mama si que se pasooo.

        Amiga animate, sera un caos en el momento, pero sentiras cierta paz despues, creeme.

        Ahora mismo siento un poco de coraje con mi madre, creo que es bastante egoista, pues le dije que estuve incapacitada 3 dias, porque me senti mal por el embarazo, y ni me pregunto como seguia, porque fue, ni nada… todo era “ME fallaste, defraudaste MI confianza, porque ME HACES esto, etc.” todo ella y ella, y a yanett que se lleve el diablo 🙁

        Un besooooo y un abrazo para ti, mucho animo, mucho valor y muchisima suerte.

        enviado por Yanett | 24 diciembre, 2010, 17:05
  5. estoy que vomito de pensar en el tufillo a cabezas de gamba impregnando todo… seguro que tengo que tirar la ropa pq no consigo quitarlo sniff

    enviado por tachan | 24 diciembre, 2010, 14:13
  6. Madre, hasta tu hermana es numeraria? Buf creo que mi abuela en comparación con tu familia es una aficionada.
    Solo puedo mandarte mucha fuerza…

    No dejes de llorar si no puedes, por algo será. Creo que el embarazo y el parto es una etapa de sanación y transición a algo muy grande.
    Buceas hasta las profundidades de tu ser y remueves mucha mierda para ir depurandola.
    Reencuentrate con tus sombras, plantales cara y haces un corte de manga.
    Después vuelve.
    Un beso muy grande, sin langostino.

    enviado por otramama | 24 diciembre, 2010, 13:49
    • Qué bonito! Gracias, no me lo había planteado así. Supongo entonces que estoy en plena inmersión, removiendo y removiendo… todavía me quedan muchas lágrimas así que supongo que tengo que seguir aquí…

      un besazo!

      enviado por la [mamá] | 24 diciembre, 2010, 17:01
  7. Ayyyy esas hormonassssssss!!!!
    Me da a mí que el MA va a ser sí o sí esta noche!!!!
    Muchos besos, mucho ánimo, y en momento de pánico, ya sabes… como diría willy fog: Sílbame!!!

    enviado por Tiempos | 24 diciembre, 2010, 12:29

Post a comment