// estás en... personal

personal

guerra al Fairy verde

náuseas embarazada

Es una barbaridad. La repugnancia que me produce el olor al Fairy verde es tal que no soy capaz de fregar los platos porque echo las papas inmediatamente. Ayer fui al Carrefour más grande de Madrid y estuve media hora esnifando, como si estuviera loca, todas las marcas de detergentes (incluída marca blanca) para lavar los platos. El reponedor estaba flipado. El pobre chico veía que cada vez que yo destapaba un detergente me tenía que tapar la boca con la mano para contener la consiguiente arcada. La cosa, de repente, se me empezó a ir de las manos cuando, después de destapar el nosecuantitos al Aloe Vera, sentí que vomitaba inminentemente así que hinqué la rodilla en el suelo junto con los detergentes de la lavadora. Voy a omitir detalles, solo diré que tuve que camuflar burdamente un pequeño charquito de restos biológicos con una fregona del lineal de al lado y que, llegado a este punto, el reponedor llamó sin remisión al encargado, que se dedicó a pasear por mi pasillo de forma sospechosa e insistente, lanzándome miraditas de aprensión. Yo continué mi cata. Digna, inalterable, obcecada. Cuando abrí el vigésimo segundo envase y ante semejante visión dantesca, el pobre hombre decidió autoconvencerse de que estaba ante una trastornada, una drogadicta o una borracha así que tampoco se atrevió a decirme nada. Desistió y se fue de allí porque, inexplicablemente, le di lástima.

Aun así, no cejé en mi empeño y pese a reprimir una y otra vez arcada tras arcada, conseguí oler los 27 tipos de lavavajillas del lineal. Definitivamente: es muy fuerte, todos me producen náuseas aunque tengo que admitir que el Fairy verde se lleva la palma.

Consecuencias en mi vida:

1- Platos y pucheros se amontonan en la pila porque no puedo fregarlos, con lo cual entrar en la cocina es como misión imposible: los cacharros sucios se reproducen despidiendo un hedor insoportable.

2- No tengo más narices que comer fuera o alimentarme de bocadillos de salchichón. Y si tenemos en cuenta que salchichón = caca (no soy inmune a la toxoplasmosis) y esto se interpreta como un silogismo, está claro  qué voy a meter entre el pan ¿no?.

3-  Sólo puedo volver al Carrefour con la cara pixelada en vivo.

Comentarios

12 Respuestas a “guerra al Fairy verde”

  1. Hola Wapa,

    cuando estaba en la universidad como tantos otros estuve compartiendo piso con más estudiantes. Durante ese tiempo y durante aproximadamente medio año, por una razón absolutamente desconocida todos los lavavajillas me daban alergia, pero no solo en las manos, sino que no podía comer con un plato o un cubierto lavado con detergentes espécíficos para vajillas. Durante aquel tiempo estuvimos lavando todos los trastos de la cocina con gel de ducha y te aseguro que quedaban fantásticos.
    Haz una cosa, que la chica que contrates te lave los trastos con lo que ella quiera, pero cuando tú tengas que lavar algo hazlo con gel de ducha. Eso sí, un consejito, no lo compres hidratante, que no acaba de dejar límpios los trastos.
    Un besito guapa, y ánimo con los ascos.

    enviado por Stellacometa | 20 noviembre, 2010, 16:11
    • Hola Stellacometa!

      Gracias por tu consejo – testimonio! De hecho es lo que iba a hacer, en cuanto me lo dejen todo limpio y reluciente prometo ser constante con la limpeza y empezaré a fregar con gel de ducha (no hidratante), es la única solución. No soy demasiado ordenada pero no soporto la suciedad, me desequilibra un montón, es como si me hiciera perder el control de mi vida. Qué tontería ¿verdad?

      Qué misterioso lo de tu alergia ¿no? ¿qué te pasaba exactamente? ¿picores en la piel, sudoración excesiva, borrado de huellas dactilares, se te hinchaban los dedos meñiques…? No, en serio. Nunca lo había oído. Cuéntame porfa, con un poco de suerte lo somatizo y como guinda, me vuelvo alérgica yo también…

      Guapa tú. Visítame más a menudo!!!

      besos

      enviado por la [mamá] | 20 noviembre, 2010, 22:08
      • Jaaaaaaaaaaaa,
        mejor no te digo nada que te pones peor.

        El tema es que pasó y ya está.
        Tu busca algo suavecito para limpiar y punto.

        Yo también soy un desastre con el órden, pero no soporto la suciedad, y teniendo al lado al individuo desastre que es el padre de mi futuro bebe, pués la cosa no es fácil de llevar en casa. Espero que con la llegada del baby se le pongan las neuronas del orden en funcionamiento y no tenga que ir detrás suyo recogiendo cosas.

        Ale, y más piropos. Reguapa!!

        enviado por Stellacometa | 21 noviembre, 2010, 19:56
        • No me digas nada no… imagínate hasta donde llega mi trastorno que estoy a punto de buscar en google «alergia dermatológica lavavajillas» (sólo para ver si tengo algún síntoma).

          Me vas a permitir un comentario feminista: tú marca de cerca a tu maridito y limítate a decirle que no sea petardo porque lo de poner en funcionamiento algún tipo de neurona, en los tíos está complicadito…

          besitos!!!

          enviado por la [mamá] | 21 noviembre, 2010, 21:30
  2. Le he cogido un asco horrible a las castañas asadas ?¿?, al olor a faria (que ya me daba asco), y a las colonias de la gente fuertecitas. Se me ha desarrollado el olfato, como a un pointer, puedo oler a kilómetros :$ apuf… lo heavie del caso es que si mi maridete se fuma un cigarro en la terraza y me dá un beso, me molesta el olor a tabaco, eso sí, si lo fumo yo, no… cosa mas tonta, por favorr

    enviado por Cucú | 19 noviembre, 2010, 11:56
  3. Jajaja, me meo con lo del asco que le has pillado al Fairy. Yo en el super abro todos los botes de suavizante para olerlos, las maris que están por allí me miran como si estuviese chiflada. Doy por hecho que no tienes lavavajillas, claro. Estoy de acuerdo en lavar los platos con gel de ducha…

    enviado por Cucú | 18 noviembre, 2010, 17:50
    • Hola Cucú!

      Soy plenamente consciente del episodio patético que he protagonizado en el Carrefour pero lo más preocupante es que cuando lo estaba viviendo, me daba todo completamente igual. Estoy salvaje perdida y me importa un pie la gente… veo que a tí también. Vivo sola y por eso no tengo lavavajillas. Puedo comprarme uno pero siempre me ha dado mucho asco meter los platos sucios ahí, así que ahora ni te cuento… Sí creo que la mejor opción es la del gel de ducha… ¿tú no le has cogido asco a nada?

      Sigue contándome porfa!

      bss

      enviado por la [mamá] | 18 noviembre, 2010, 18:49
  4. Nada mujer es normal, te ha llegado de sopetón, sin buscarlo y ahora estás desorientada. Anoche en la cama estuve pensado en lo que dijiste tus padres eran del Opus y que les daría un jamacuco del simple hecho de decirles que estabas embarazada sin tener marido y que eso era blasfemo, pero…¿Qué sería más horrible, tenerlo sin marido o el hecho de abortar?. Últimamente en el Vaticano están dando mucho la brasa con el hecho de no cometer tan genocidio, y no sé, puede ser una baza para cuando te tengas que enfrentar a la verdad. Te sigo leyendo. Besos!

    enviado por Ainhoita | 18 noviembre, 2010, 11:39
    • Sí, como argumento está bien pero ten en cuenta el oscurantismo y la doble moral de nuestra santa madre iglesia: muchos católicos ante el escándalo optan por esconderlo. Quiero decir que, conociendo la mentalidad victoriana de mi madre, el drama está servido con aborto o sin aborto. El tema es sacar las cosas de quicio y defender encubiertamente la hipocresía… Amén.

      Ainhoita, muchas gracias por estar ahí… no te vayas!!

      bss

      enviado por la [mamá] | 18 noviembre, 2010, 13:31
  5. ¡Hola! ¿No has pensado en lavar los platos con gel o con jabón de manos antibacterias? Seguramente no queden tan limpios que con el fairy, pero así te quitarás de encima tantísimos bártulos y podrás volver a cocinar y comer decentemente. Por cierto ¿Te renovaron el contrato al final? Un besito guapa 🙂

    enviado por Ainhoita | 18 noviembre, 2010, 10:54
    • Jo, Ainhoita, es verdad!!!! ¿te puedes creer que ni me lo había planteado? puede ser una solución provisional buenísima!!! El problema es que ahora mismo tengo tal pila de cacharros que no sé por dónde empezar… cada vez que entro a la cocina me entran unas náuseas espantosas… Seguramente cogeré a una chica que haga una limpieza integral y empezaré de cero con mis nuevos hábitos.

      Ahora mismo todavía estoy de vacaciones, cuando vuelva a trabajar te cuen… Imagino que no habrá ningún problema con la renovación del contrato pero de momento no quiero ni pensarlo. Nadie sabe que estoy embarazada así que si no lo me lo renuevan… será por la crisis, que todo se andará porque la verdad es que están remodelando departamentos y ruedan cabezas a diario.

      Ainhoita, muchísimas gracias! Sigue ahí y ayúdame con tus recursos… parece que en vez de embarazada me he quedado mema, no puedo pensar con claridad.

      bss!

      enviado por la [mamá] | 18 noviembre, 2010, 11:28

Post a comment