// estás en... malena ya está aquí

malena ya está aquí

el primer sacramento

bautizo

La crema de marisco y Malena consiguieron reunir a toda la familia. El significado de “reunir a la familia” fue literal así que del árbol genealógico sólo faltaron los difuntos. Bueno, no faltaron porque mi madre también los convidó y estoy segura de que allí estuvieron, contemplando la escena desde el altar del salón, silenciosos y transparentes junto a su retrato con vela encendida.

Pleno de cuñadalandia, tíos y primos, hermanos y hermanas + sobrinos varios. El menú, casi bíblico, tuvo como protagonistas a varios corderitos asados que me miraban sin cesar desde las fuentes de barro y eclipsaron a mi crema. No faltaron los langostinos, ni tampoco la oración antes de la comida. Y en los postres, junto con las burbujas de cava y algunos cafés, cómo no, salió el temita.

– Tía Josefina: Malena es una bendición, Carmen. Y además has elegido un nombre precioso. Aunque lo propio es bautizarla como “María Magdalena” – masculló misteriosa con su voz chillona mientras cogía un buñuelo relleno. No percibió que un pegote de nata se le había quedado alojado en el meñique.

Se hizo el silencio. Los cuarenta y siete comensales dirigieron hacia mi sus miradas. Comenzaba el partido de tenis.

– Yo (impertérrita) No se si es propio por el significado bíblico o no, tía pero lo que si tengo claro es que no la voy a bautizar.

-Tía Josefina (en apnea): ¿Lo estás diciendo en serio Carmencita? No puede ser verdad – miró a mi madre sibilinamente. El pegote de nata continuaba adherido a su meñique y amenazaba con salir volando.

– Yo: Creo que está claro, no va a haber bautismo. Es cuestión de principios, no voy a educarla en la fe cristiana porque no creo en ella.

Mi madre seguía en silencio tomando a sorbitos su café descafeinado y observando el estampado imposible del mantel.

-Tía Josefina (escandalizada): Pero a ti sí que te educaron en la fe cristiana ¡Dios mío! ¡Tu hija no puede crecer sin valores!

– Mi hermana Alba: ese es el tema, tía. Ese es el tema, yo creo que…

-Yo (contenida): A ver Alba, tú en lo único que crees es en un Dios que no es el mio, a la vista está. El tema es la coherencia, deja de hacer apología del drama.

Mi hermana Alba se calló al descubrir un peligroso brillo en mi mirada. Pude ver como el pegote de nata temblaba temerariamente en el extremo del meñique de tía Josefina. Creí morir de repulsión. Nadie dijo nada. Sólo dos segundos más tarde, una voz rompió el silencio y la nata se precipitó sobre la copa de cava de mi hermana Isabel.

– Mi madre: Por favor os lo pido, tengamos la fiesta en paz…

(¡Bien! Sentí ganas de bailar. Mi madre no me había lanzado ninguna de sus pullitas cristianas mortificantes!)

y terminó suspirando como en trance:

– mi madre: …bastante tengo con lo que tengo.

Y la discusión se dio por zanjada. Mi tía por fin se chupó su dedo pequeño como para poner fin a todo resquicio de repugnancia. Mi primo Juan inició una conversación absurda sobre el sabor del agua potable en Madrid para desviar el temita y yo me quedé petrificada en mi silla contando hasta 100 para no levantarme echando pestes.

Lo único que me ayudó en ese momento fue preguntarme por qué mi madre tenía todavía en su cuarto de baño, la peluca castaña de los años setenta en esa horrenda cabeza de corcho blanco con la nariz carcomida por el tiempo. Sí, seguramente mi madre se refería al engendro peludo cuando escupió su última frase.

Y yo, ahora, me siento lo peor por haber escrito este último párrafo.

Comentarios

13 Respuestas a “el primer sacramento”

  1. 47??, entonces erais vosotros los que alquilasteis la Monumental para la comida??. Un buen sitio para “Capear el temporal”. En fin Carmen, lo sufriste pero ya pasó y no tienes porque repetirlo NUNCA MÁS.

    Besitos

    enviado por stellacometa | 22 septiembre, 2011, 23:05
  2. Carmen, comparto tooda tu amargura respecto a la familia, … a diez d[ias de mi casamiento, mi madre decidio quitarse la vida de una de las maneras mas horribles q existen… Al mes he quedado embarazada… y no es una nina 🙁

    Me he ido a vivir lo mas lejos de la familia que queda, somos tan diferentes, que me super estreso cada vez que voy a pesar de que no tienen malas intenciones, pero si me encanto ver el horror en sus miradas cuando les conte que no nos casabamso por iglesia ni tampoco nunca ibamos a bautizar al bebe en ninguna religion, y que aparte estabamos buscando un nombre sin ningun resabio biblico o religioso … 🙂

    Animo que tienes una nina, van a estar bien juntas, dale tiempo a que deje de ser un bebe tan pequeno solamente

    un abrazo Iv

    enviado por Iv | 21 septiembre, 2011, 23:21

    • NO ES UNA NIÑA?
      Eso puede equipararse al malestar familiar …?

      enviado por Suyana | 5 octubre, 2011, 17:54
  3. Un abrazo muy fuerte. Detesto la falta de respeto hacia los demás, creo que ese tema no tendría que haber salido siquiera, ellos saben perfectamente como eres y lo que piensas, hubiera sido un detalle que te hubieran dejado respirar.

    enviado por Isabel M | 20 septiembre, 2011, 22:47
    • Gracias mil.

      A mi la crema de marisco me dejó muy mal sabor de boca. Estoy de bajón.

      beso gordo y otro abrazo

      enviado por la [mamá] | 21 septiembre, 2011, 0:04
  4. Pues yo de solo oir 47 comensales…lo q menos pienso es en el menú y si será suficiente. Noooo!! Yo me muero de ansiedad imaginando 94 brazos encima del bebé intentando toquetearloo,molestando y besuqueandolo.. Un autentico estres. En esas comidas yo desaparezco.con la excusa de la teta o los gases o lo q sea con tal de esquivar las manos grotescas de las tiabuelas d mi marido jaajaj.
    Como lo ha llevado Malena?
    Besoss

    enviado por septiembre | 20 septiembre, 2011, 0:14
    • Malena lo llevó muy bien, al principio se agobió un poco por el sobeteo grotesco, pero luego permaneció dormida casi toda la comida.

      Un beso!

      enviado por la [mamá] | 21 septiembre, 2011, 0:06
  5. Me alegro que salieras airosa y que ya hayas “cumplido”

    un besico

    enviado por Amparo | 19 septiembre, 2011, 22:09
    • Gracias Amparo. Aunque tengo que reconocer que muy airosa no salí, estas cosas, desgraciadamente me afectan aunque no quiera reconocerlo

      Un beso grandísimo!

      enviado por la [mamá] | 21 septiembre, 2011, 0:07
  6. Carmen, ya sabes que para mi el tema de la fe es MUY IMPORTANTE.

    Precisamente por eso, APLAUDO a quien decide no dejarse llevar por la corriente y no bautiza a sus hijos porque no cree en ello.

    Para mí es algo demasiado sagrado como para tomárselo a cachondeo, o hacer de ello un evento social y poco más. Así que desde aquí te doy las GRACIAS por tu decisión.

    Eso sí, te confieso que en el fondo de mi corazón deseo que algún día te reencuentres con Dios (con el mío, no con el de tu familia, que te aseguro que no son el mismo…) y decidas bautizar a Malena POR CONVICCIÓN.

    Si ese día llega, me pido ser madrina!!!!

    Besossssssssss

    PD: 47 comensales? no eran 44? Sobró crema? yo quiero probarla!

    enviado por Tiempos | 19 septiembre, 2011, 13:19
    • Gracias por tu apoyo. Me gusta comprobar que religión y tolerancia no son términos antagónicos. Entre tú y yo, en realidad, creo que no la bautizo por dar por saco a mi familia, pero no es un tema que me quite el sueño. Quiero decir que creo que no la bautizaría de todas las formas porque no soy creyente, el bautismo, como cualquier sacramento, debe hacerse por fé, no por convenio social.

      Sí, lo que oyes. Al final fueron 47. Al final el sábado por la tarde confirmaron tres más que en principio no podían venir… Y SOBRÓ COMIDA

      Besazo grande ¿cómo va tu barrigota? ¡Qué rápido se me está pasando tu embarazo!

      enviado por la [mamá] | 19 septiembre, 2011, 17:29
      • Pero en qué casa caben 47 personas sentadas alrededor de una mesa??? Eso debe ser como mínimo un palacio!!!! No me lo puedo ni imaginar!!!!

        Mi barrigota sigue creciendo… ya son casi 35 semanas (ahora es cuando tú no das crédito a lo rápido que pasa el tiempo, ¿verdad?). Y mi pequeñaja sigue de nalgas, snif…

        Besos gordos a mi rechonchita. Cómo va el cataroo?

        enviado por Tiempos | 19 septiembre, 2011, 17:53
        • Ojalá fuera un palacio! La verdad es que la casa de mi madre es muy grande. Piensa que somos tropecientos hermanos y la casa opusina acompaña. Estas comidas no son demasiado habituales pero al menos una vez al año, mi madre organiza un banquete para la family. Terrorífico.

          Cariño, estás a punto de caramelo, es increíble, parece que fue ayer cuando nos dijiste que estabas preñada…(tenía que decirlo). Todavía puede darse la vuelta ¿no?. No te agobies (qué fácil es decirlo) a lo mejor te sorprende y te coloca la cabeza en la Zona Cero cuando menos te lo esperes…

          Malena bien, gracias a los dioses. Persiste un poco el blandiblup (ahora casi sólido) pero vuelve a mamar como una campeona

          gracias!

          enviado por la [mamá] | 21 septiembre, 2011, 0:13

Post a comment