// estás en... estoy embarazada

estoy embarazada

pérdida de memoria en la embarazada o amnesia gestacional

comecocos

mi cerebro

Las lagunas mentales del viernes me dejaron bastante inquieta:  sentí que algo me había formateado el cerebro así que, ante la inminencia de una nueva crisis hipocondríaca, he empezado a buscar información con el fin de  excluir una de estas dos posibilidades:

a) realmente existe una teoría científica que relaciona el embarazo y la pérdida de memoria y la progesterona, gonadotropina y sus amigas se han unido de nuevo para hacer de las suyas

b) algo terriblemente voraz y no demasiado bueno estaba jugando al PacMan con mis neuronas, con lo cual debería pedir cita con mi médico cubano de forma inminente.

Afortunadamente, parece que la mayor parte de las embarazadas sufren despistes y olvidos que se intensifican sobre todo a lo largo el segundo y el tercer trimestre. Estos problemas con la memoria a corto plazo  y la memoria espacial (dónde ponemos las cosas) tienen un nombre: amnesia del embarazo o mumnesia que, según una investigación reciente del Instituto de Salud de Bradford (Reino Unido) puede prolongarse hasta tres meses después del parto.

El origen de estos cortocircuitos en la memoria de la embarazada puede estar ocasionado por la suma de las siguientes  condiciones

1- Cambios hormonales: En la citada investigación del Instituto de Salud de Bradford realizada a 23 mujeres embarazadas y otras tantas no embarazadas determinaron altos niveles de hormonas como la prolactina, el estradiol, la progesterona y el cortisol en las más olvidadizas.

2- Estrés: una sobrecarga emocional de nuestra día a día ocasionada por las preocupaciones típicas del embarazo incrementan el nivel de estrés y ansiedad en las embarazadas

3- Insomnio: la falta de sueño característica del embarazo y la dificultad de dormir profundamente afecta de forma negativa a nuestra memoria

4- El cerebro se encoge:  Un estudio realizado en 1997 logró imágenes de los cerebros de mujeres embarazadas y detectó una ligera reducción de su tamaño, sobre todo durante los últimos meses de gestación. El tamaño del cerebro de la mujer embarazada cambia. No es que pierda células, se encoge por efecto de los cambios metabólicos, para reestructurar los circuitos del cerebro: para convertir carreteras en autopistas, en aquellas áreas que desarrollarán el cerebro maternal.

Los científicos insisten en que las embarazadas no debemos preocuparnos ya que es un síntoma pasajero y por tanto la memoria y la capacidad de concentración regresan siempre, una vez la mujer haya dado a luz. Aunque bien es cierto que  el tiempo de recuperación varía dependiendo de las características personales de cada mujer.

De momento, voy a iniciar mi particular cruzada contra la nebulosa mental. La palabra es “organización” y a partir de ya voy a anotar todo mi periplo cotidiano en la agenda. Y cuando digo todo, es todo: dónde he aparcado el coche, cuándo tengo que poner gasolina, a qué hora he quedado para comer, toma de vitaminas, qué día hago popó, lista de objetos o archivos que debo llevar por la mañana a la oficina, cuándo tengo que hacer esa llamada que siempre pospongo…

Ahora sólo hace falta que no pierda la agenda en mi propio caos…

+ info:
quoblog
guia mamá y bebé
SINA

Comentarios

4 Respuestas a “pérdida de memoria en la embarazada o amnesia gestacional”

  1. Nena, yo también ando despistada como un pingüino en medio del desierto. Tengo que ir tres veces de una habitación a otra para finalmente coger lo que había ido a buscar la primera vez. Voy cargando con cosas inútiles en el bolso durante días porque me olvido por completo de dejarlas allá dónde toca.
    Es una locura, pero espero de verdad qeu cuando nazca la nena se me pase.

    Besitos y tranquila.

    enviado por Stellacometa | 24 enero, 2011, 10:53
    • Es una locura Stella, de verdad. A ver si se nos pasa con el parto. Si no lo veo no lo creo

      Un besazo!

      enviado por la [mamá] | 24 enero, 2011, 11:03
  2. Carmen, mucha tranquilidad para tu nueva semana de trabajo, repítete mil veces que no eres responsable de ningún desvarío, simplemente estás en unas circunstancias equis que tienes que respetar (las circunstancias merecen la pena, ya que implican la creación de una nueva personita) y es conveniente saber aceptar las circunstancias (es mejor aceptar las limitaciones, ser consciente de ellas, hacer lo posible para que no afecten a nada, pero si afectan, no pasa nada, hemos hecho todo lo que hemos podido). Toda la paz y tranquilidad del mundo.

    enviado por Isabel | 23 enero, 2011, 22:00
  3. Jajajaja…ay Carmen eres un numero!…
    Tomate las cosas con calma,pero entre mas histerica te pones peor te salen las cosas,si no recuerda ti dia de reunion.19 semanas ya,casi en la mitad,que rapido pasa el tiempo,tengo ganas de que llegue el dia de tu eco,porque vivo lejos porque si no te pediria ir a ver a tu bichejo.
    Besitos.

    enviado por Azahara | 23 enero, 2011, 18:32

Post a comment