// estás en... estoy embarazada

estoy embarazada

no sé cómo titular esto…

… sigo confusa, flotando entre un montón de sensaciones intensas. Necesito ordenar mi cabeza y la vuestra: os debo información para que podáis completar el puzzle de mi película.

Vamos por partes.

Si, soy consciente de que Jota es un embaucador. Por naturaleza y desde que nació. Encantador, inteligente, divertido y muy muy educado pero con un puntito canalla que lo hace irresistible (físicamente responde al prototipo bestia parda a lo Bardem: fachada de malote y corazón de chico bueno) así que siempre me he sentido la chica más envidiada de la fiesta. Me transforma en una hembra embrutecida, me pone como nadie jamás lo había hecho,  despierta en mi un morbo patológico desconocido hasta que lo vi. Lo peor de todo es que él lo sabe.

Desde que llegó a mi historia no nos habíamos separado hasta ahora, el momento en que he vivido con escalofríos ese “desdoblamiento” de personalidad, esa dicotomía “Jota – Engendreitor” que divide al padre de la criatura en dos partes mutuamente exclusivas y a la vez contrapuestas y hace que represente a la perfección el papel de antihéroe en mi culebrón. Tengo que decir que, de vez en cuando, sí que había mostrado una faceta bipolar y oscura que  dejaba adivinar a un especimen pueril, inmaduro y egoista. Lo habría matado, pero siempre quise pensar que eran episodios  aislados, reflejos quizás de una perspectiva vital muy diferente. Al fin y al cabo yo soy mujer y tengo cinco años más que él.

Aunque algunos términos me suenen cursis, hoy quiero llamar a las cosas por su nombre. Siempre he pensado que los hombres de raza negra, son negros, no “hombres de color”. Hablar con eufemismos o metáforas en ciertos momentos es tan ridículo y artificial como el machote que, al saludar, da la mano blanda. Bien, pues dicho esto y analizando nuestro encuentro de ayer os puedo decir que me sentí muy querida (y puede sonar a tópico pero tengo que decirlo) y me transmitió mucho amor. No tuvimos tiempo para hablar, no procedía, no tocaba, no era propicio. Tampoco lo eché de menos. Nos dijimos muchas cosas sin palabras aunque quedaron otras muchas en el limbo, flotando como una amenaza. Tengo que decir que no me preguntó en ningún momento por el bichejo, ni por la eco, ni por la amnio. Yo tampoco dije nada. Tema tabú. Sospecho que para él es más fácil obviar mi embarazo: tengo la sensación de que en su mente, su hij@ no existe porque él no quiere que exista. Houston, tenemos un problema.

¿Que si me creo su coartada? Pues hace tiempo que no pongo la mano en el fuego por nadie. No sé qué pensar. He investigado y fehacientemente sé que, ayer por la tarde, llamó varias veces a la oficina  preguntando por mí. Tengo 15 llamadas perdidas de ayer desde las 12.30 h. hasta las 19.23 h. Le concedo el beneficio de la duda pero juro que voy a mantener los ojos muy abiertos. No quiero dar un paso en falso porque más dura será la caída.

Tampoco sé qué debo hacer ahora. Supongo que nada, sólo dejarme llevar y avanzar junto a él, muy despacio. Le corresponde a Jota tomar las riendas, quiero descubrir hacia dónde quiere llevarme su camino. En el momento que la brújula me indique que nos desviamos de mi dirección, me bajaré del caballo.  Ayer me llamó varias veces pero no pudimos quedar, él tenía un compromiso por la noche y yo hasta las 20.30 h. no quedaba libre. No sé qué expectativas tiene pero sospecho que está teniendo una regresión porque recurre a nuestras antiguas rutinas de pareja. No estoy dispuesta a que volvamos a nuestra relación como si nada hubiera pasado. Necesito tiempo, empezar desde el principio, someterlo a un tercer grado disfrutando o sufriendo una conversación profunda para conseguir entender el porqué de todo, acabar con Mr Hyde, enterrar a Engendreitor, que vuelva mi mejor amigo.

Paso a paso. Sin prisa. Como las-muñecas-de-famosa-se-dirigen-al-portal.

Tengo mil dudas en mi cabeza. Y como dice Tiempos, no sé si cortarme las venas o dejármelas largas….

Comentarios

61 Respuestas a “no sé cómo titular esto…”

  1. Limites y reglas, así de simple, toda buena relación las necesita para ser sana. ¿Qué más te puedo decir? Hay que sentarse a hablar de eso y pronto.

    ¿Qué no es fácil? Lo entiendo, pero mientras más avance esto sin hablar claro más pesado, duro, horrible, oscuro será.

    Nadie más que tu decide para dónde va tu vida y junto con ella la de tu bebita.

    ¡Un beso!

    enviado por Sielu | 5 febrero, 2011, 6:10
    • Gracias Sielu, o sé. Lo malo es que se es escurridizo el muy cabrito… y yo me dejo llevar. Lo sé.

      un beso pa ti!

      enviado por la [mamá] | 6 febrero, 2011, 18:22
  2. No me gusta, no me gustan nada las relaciones en las que uno tenga la sensación de que tiene que estar en continuo alerta para seguir contando con la persona que tienes al lado, esto es agotador y nos sume en un mundo de inseguridades nada deseable.
    Creo que me merezco que alguien preste toda su atención en mí, centre su vida en la mía y en la de mi hija, lógicamente potenciando las inquietudes personales de cada uno, pero siempre que el primer eje sea la familia y todo gire alrededor de él, sin temor a tontas rivalidades.

    Construir una vida juntos en la que además hay una personita muy necesitada de todo el amor del mundo, toda la atención y todo el tiempo (esto último es básico, al menos en los primeros años de su vida), es algo muy distinto de sentir una atracción fatal por alguien. Lamentablemente las atracciones fatales no tienen nada que ver con ese deseo inmenso de construir la vida junto a una persona que cada día desea inmensamente participar en ese proyecto común.

    Yo necesito sentirme dueña de mi vida, dueña de la situación siempre, no soportaría tener una relación con una persona que me embauca y menos sabiendo que la otra persona es consciente del poder que tiene sobre mí.

    Abre bien los ojos, creo que ya sabes que en vuestro caso no existe el deseo de seguir andando en la vida en la misma dirección. Un bebé requiere mucha atención, mucho olvidarse de uno mismo para darse por completo a él, un bebé necesita la compañía, necesita nuestro tiempo y ser el centro de atención de sus padres, da igual que sean uno o dos, lo importante es que perciba que los que le rodean viven para él (hablo de sus primeros años, lógicamente). Para él es vital sentirse el centro de nuestras vidas, es la única forma de crecer seguros, sanos, de enseñarles a amar la vida, de que descubran lo bello que es vivir. De lo contrario, quizás demasiado pronto les plantemos en las narices un vida nada atrayente llena de polémicas, problemas, disgustos, llantos y sombras. Creo que es importante enseñarles el Sol, antes de que descubran que todo lo demás también existe.

    No todos los hombres son iguales, hay muchos hombres que en primer lugar hubieran preguntado por el bebé, por cómo está, por si ya se le siente, por sus ecografías, luego hubieran preguntado por ti, el deseo hubiera venido enseguida. El preámbulo dice mucho de él, por cajas de bombones que llevara. A ti te pilla agotada, muy al límite, lo único que pudiste hacer es dejarte llevar.

    Mira qué te va a dar él y qué te va a dejar de dar, mira qué deseas, qué necesitas, analiza si ese proyecto de vida común es viable o no con ciertas garantías de estabilidad y de satisfacción. De lo contrario, sabes perfectamente en qué lugar estás entrando. Sería mucho más fácil salir ahora que cuando te hayas perdido entre los laberintos que te vaya trazando.

    Sigo pensando que en esta historia él tiene mucho que ganar y tú mucho que perder. La decisión es tuya, lógicamente. Toma la decisión que vaya encaminada a una mayor estabilidad emocional y vida llena de satisfacción para tu hija y para ti. Os lo merecéis las dos.

    enviado por Isabel | 4 febrero, 2011, 21:00
    • La estabilidad económica que podría aportar para mí no tendría ningún valor, es una variable que no tendría en cuenta. Un bebé necesita muchas cosas antes que una estabilidad económica. Tú sabrás darle todo lo que necesite.

      enviado por Isabel | 4 febrero, 2011, 21:05
      • Isabel, totalmente de acuerdo contigo en todo. Pero lo que ha pasado no tiene marcha atrás, estamos donde estamos y a partir de este momento es cuando se van a tener que poner las cartas sobre la mesa. Evidentemente todo lo ocurrido no es una buena base para construir una relación exitosa, hay demasiados tabúes y silencios que afrontar, demasiado dolor que sanar y demasiadas verdades que decir para que todo llegue a buen puerto.
        Es algo que Carmen tiene que exigirle a Jota, sin duda, se lo merece ella y se lo merece la pequeña, pero lo que ya ha ocurrido, ahí está. Así que dadas las circunstancias, lo mejor es celebrar el calentón con Carmen, y lo demás ya iremos viendo cómo evoluciona.
        Hace dos días leíamos a una Carmen destrozada, derrotada y hecha polvo. Ahora leo a otra Carmen, mucho más contenta y animada. A mí eso me alegra muchísimo, no sabes cuánto…
        Evidentemente, hay un riesgo que se resume con la frase “más dura será la caida”. Es posible que eso ocurra, pero quien no arriesga, tampoco gana.
        Besos
        PD: Carmen, de verdad que me resulta súper violento ponerme a opinar de algo tan íntimo como esto, pero me sale de corazón, espero no ofenderte.

        enviado por Tiempos | 4 febrero, 2011, 22:07
    • cuánta razón tienes, Isabel, cuánta razón… y qué difícil es aplicarse el cuento, buff…

      enviado por marejada | 4 febrero, 2011, 21:58
    • despues de lo que dijo isabel no tengo nada que decir.
      Carmen mira muy bien por ti y por tu niña.Mi novio al principio no queria tenerla pero yo me arme de valor y aunque se lo dije llorando le dije que si no queria tenerla yo si,y que preferia perderlo a el aunque me doliera que no dejar nacer a un bebe.El se asusto pero nunca se aparto de mi lado.Le costo un poco hacerse a la idea,pero tambien a mi,y los dos seguimos juntos aqui en nuestro piso y dentro de poco con nuestra hija.
      Vosotras os mereceis lo mejor es lo unico que tienes que pensar.Solo deseo que tomes la decision que tomes sea la correcta.Ah lo que si es importante es que hableis cuanto mas antes mejor

      enviado por lugui84 | 6 febrero, 2011, 10:37
      • gracias guapa. Lo intentaré.
        un beso gordo pa ti, para tu peque y para tu chico. Me encantan los finales felices!

        enviado por la [mamá] | 6 febrero, 2011, 18:24
    • No puedo estar más de acuerdo contigo, Isabel. Como siempre. Muy a mi pesar tienes toda la razón, pero… todavía no he perdido la esperanza. Tenemos una conversación pendiente y creo que va a ser muy esclarecedora. Pese a todo, temgo los ojos muy abiertos, lo prometo. Y gracias por tu sinceridad

      un besito grande

      enviado por la [mamá] | 6 febrero, 2011, 18:14
  3. Aquí otra enganchada a tu historia, nena si es que hay una de emociones en ella!

    Me he reído un montón con los comentarios de algunas adictas (o adeptas?) jajaja

    Yo también supongo que el hecho de ir a tu casa ya es un implícito “aceptar” la situación, espero que sea capaz de mantener una conversación de adultos sobre un tema de adultos, si es así todo empezará a rodar de nuevo!

    Hoy mismo hablaba con mi chico de lo de la independencia económica, yo tampoco podría depender de nadie, me haría sentirme súper insegura!

    Por cierto que me ha dado estrés al acordarme de que tenías el pelo
    “pegadito” al casco cuando llegó, se quedó a dormir y se os hizo tarde a la mañana siguiente para llegar al trabajo… con lo que me estresa a mí tener el pelo sucio! jajaja

    Suerte y seguimos al minuto el devenir de los acontecimientos!

    enviado por Amparo | 4 febrero, 2011, 17:36
  4. Yo conocí a uno como J y no se si disfrute o perdí muchos años junto a él, sus idas y venidas y sus “cosas”.

    Nuestro ultimo contacto fué un sms que le envié para decirle que estaba embarazada. Él ni contestó, ni he sabido nada de él. Justo ahora han pasado 10 años de aquel episodio. Y hasta hace poco no me he dado cuenta de que por fín me la resbala totalmente su existencia y que su paso por mi vida había servido para hacerme más fuerte.

    Disfruta de lo que tienes, no pierdas nunca el contacto con la realidad (bueno en la cama pierde lo que quieras, jaaaa), que al fin y al cabo la vida te lleva dónde ella quiere por más que intentemos dominarla.

    Besotes

    enviado por Stellacometa | 4 febrero, 2011, 16:40
    • ¿Qué me estás contando? Que hijoputa. Con menos güevos que Engendreitor todavía, increíble.

      Gracias cielo. me lo apunto.

      enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 18:00
  5. Vamos a ponernos cursis que es viernes… y no podría ser que con su llegada y entrega estuviese diciendo tacitamente que lo acepta todo tal cual es??? que le da igual todo???
    Mi vida eres tuuuuuuuú y solamente tuuuuuuuú
    Sólo una cosa, las conversaciones, después del sexo, que si son antes suelen estropearlo… jejeje

    enviado por tachan | 4 febrero, 2011, 16:22
    • Esa canción era la de TOpacio, no? o la de Cristal??
      JAjajajajaja

      enviado por Tiempos | 4 febrero, 2011, 17:16
    • Con lo de aceptarlo todo con su llegada y entrega, no sé tachán. puede ser. Los tíos son tan simples que cualquiera sabe…

      Pufff, me estoy pillando un cabreo del 15 con Engendreitor y no sé por qué. Hoy me cae fatal

      enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 18:02
      • Siii era de Cristal!!!!
        bueh, no te preocupes, no tardarás en saberlo. Pero no me extrañaría, si te contase algunas perlitas…
        Va bién que te enfades de vez en cuando con él, sin motivo incluso,así no pierdes la perspectiva y te recuerda de vez en cuando que no puesdes fiarte todavía.
        Oye, que bombones eran? Godiva por lo menos, no?

        enviado por tachan | 4 febrero, 2011, 23:16
        • Los bombones eran de Nestle, Caja Roja, me vuelven loca. Es que tengo gustos de plebeya, hija…

          enviado por la [mamá] | 6 febrero, 2011, 18:21
  6. Ok, está claro, por eso lo he “entrecomillado” porque era un comentrio de coña, no le des importancia en absoluto

    Un besito

    enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 16:12
  7. Bueno, todavía no había podido hacer comentarios al respecto… dado el susto tan grande que me he llevado y que me ha dejado en estado de shock 24 horas (por mi embarazo, no por J).

    Me alegro de que enviaras el sms… ves como en la vida el no ya lo tenemos y no podemos perder nada… como mucho algo ganaremos.
    Me alegro de que algo de J haya vuelto y ojalá vuelva a ser tu mejor amigo.
    Pero no olvides lo que ha hecho… que no significa que no le perdones, sólo que lo debéis de hablar y aclarar. Y por favor, esta vez no pospongas esa conversación tanto porque es ahora cuando procede… así que saca el valor y del tirón… como las tiritas.

    Sólo desearte lo mejor y que me alegro un montón.

    Un beso

    enviado por Laura2011 | 4 febrero, 2011, 15:39
    • Gracias guapísima. Y yo sólo espero que te mejores. Mantennos informadas ¿OK?

      un besito

      enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 16:14
  8. En mi humilde opinión de enamoradiza empedernida a la que con esta filosofía no le ha ido mal: Olvida todo y empieza una nueva historia con J el de los bombones y el beso al borde del desmayo ya no existe engendreitor, volvió J, no sé si de Buenos Aires, pero volvió qué más da? Ya está.
    Vivir las 20 semanas que os quedan super felices para compensar las 20 anteriores y a ser feliz!

    enviado por otramama | 4 febrero, 2011, 15:02
  9. Despacito se va mejor,¿sabes por que? porque lo ves venir,asi que tomatelo con kalma y en el momento que vaya en la direccion que tu no esperas ya sabes lo que tienes que hacer,bajarte de su barco.
    Y como no te ha preguntado por tu “su” nena,pues yo que tu (mas bien para ver como esta su terreno cerebral con el tema)le tiraria punta con el tema.
    Besote.

    enviado por Azahara | 4 febrero, 2011, 13:36
    • Totalmente de acuerdo. El Momento Verdad se acerca y va a tener que explicarme ( y replantearse) muchas cosas

      Un beso gordo

      enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 13:40
  10. Pues sí, ansia viva es lo que tenemos… Por Dios, menudo enganche… Desde que era una cría y veía “Cristal” con mi abuela, no había desarrollado una dependencia tan absoluta a un culebrón…

    enviado por Tiempos | 4 febrero, 2011, 13:16
    • Jajajajaja!!!

      Me niego a que mi vida sea calificada de culebrón! Aunque la verdad, viéndolo objetivamente, así es. Siempre me están pasando cosas sin parar. Resulta mentalmente agotador.

      Me encanta que hayáis desarrollado una dependencia absoluta a mi blog. Prometo dar información privilegiada más a menudo!!! Os quiero adictas! Me encanta!!! Acabo descubrir que soy una exhibicionista emocional y vosotras tenéis un vicio vouyeur que ni te cuento!!!

      Un besazo!

      enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 13:25
      • Ya te digo!!! Si me ves el día de la eco entrando en el móvil cada 5 minutos flipas (que dicho sea de paso no es un iphone con lo que te imaginas la kk de pantalla y tamaño de letras, jajaja)
        Yo me considero desde hace tiempo adicta al blog y vouyeur totalmente, asi que no me importa lo más mínimo que tu seas una exibicionista, jajaja!
        Tiempos, me acuerdo perfectamente de aquellas tardes de Cristal, uf!

        enviado por Akai | 4 febrero, 2011, 13:33
      • Y todavía te voy a decir más, creo que yo también estoy totalmente adicta a vuestros comentarios. Estoy pendiente las 24 h.de lo que escribís, necesito que lo hagáis. Curioso ¿verdad?

        enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 13:36
        • Pues nada moza, de aqui todas a “rehab” ya sabes!

          enviado por Akai | 4 febrero, 2011, 13:38
        • Enfermas, estamos enfermas…

          Carmen, lo siento, pero es que no me sale otra palabra para definir tu vida: CU-LE-BRÓN.

          Lo bueno de los culebrones es que siempre tienen final feliz!!!!

          Akai, es que Cristal fue “la madre de todas las telenovelas”!!!!

          Besos, adictas.

          enviado por Tiempos | 4 febrero, 2011, 13:41
          • 😉

            Totalmente de acuerdo. La verdad es que si pudiera elegir en estos momentos, preferiría tener una vida un poco más aburrida

            besos, enferma!

            enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 13:49
      • Aquí una adicta mas.

        Pero lo es todo… el blog, Carmen, las comentaristas… TODO!

        enviado por Caliope | 4 febrero, 2011, 21:00
        • Es que las comentaristas somos las “más mejores”, jajajaja!
          En fin, fuera de bromas, me encanta este ambiente de amigas en una cafetería contando sus problemas y aconsejándose… Nos imagino a todas en corrillo en un Starbucks con un mocaccino, compartiendo con Carmen sus malos momentos y disfrutando con ella los buenos…

          Ah, Calíope, aquí la que suscribe no es solo fan de este blog, sino del tuyo también!

          Besos

          enviado por Tiempos | 4 febrero, 2011, 22:12
  11. jajajajaja lo de ansia viva molaaaa jajajaja.
    Carmen yo piensoq ue apareciendo en tu casa ya ha asumido y aceptado por voluntad propia el ser padre, si no quisiese saber nada ed la criatura no habria aparecido,asi que quitate esa idea de la cabeza ya.
    un bezotee

    enviado por carolaa | 4 febrero, 2011, 12:52
  12. A ver, yo creo que haría lo mismo que tu pero a la vez tendría un mosqueo morrocotudo por no habernos visto anoche. ¿Por qué? Pues porque a no ser que ese compromiso fuera laboral, tu salías a las 20.30, y tenía que haber sido su absoluta prioridad pasar la noche contigo. Supongo que tu eso ya lo habrás pensado porque hablas de las rutinas “de siempre” solo que “siempre” no es “ahora”. Creo que es una de las cosas que tienes que poner sobre la mesa, que habéis podido ser muy modernos e independientes, pero que las cosas tienen que cambiar, que tu no estás aquí para encargarte de nada solita; y eso, amiga, es crucial. Lo digo porque mi IN al ppio (antes de tener a la niña) era fantastico, pura diversión, pero aaaaah, cuando comenzaron las responsabilidades era mucho mejor no dar la cara ni apechugar (además de la manera más bestia que ni te imaginas, ya te contaré) y ahí, cuando ya fui madre (de embarazada debía tener las neuronas hormonadas y directamente abotargadas porque si no, no se entiende) es cuando dije “hombre si, para esto mejor me quedo sola con mi cachorrilla!”
    En serio, si algo es importante es que él asuma que tu y la niña lo necesitáis al 100%, que se acabaron las juergas (porque cuando nazca la peque te aseguro que eso sí que es un cambio de vida) y las cenitas y salir a las mil del trabajo por gusto… tu has pasado mucho sola, ahora necesitas un apoyo doble (ya que te falta el de la familia) y le toca exclusivamente a él. Y si no es capaz, mejor saberlo ahora.
    Asi que nena, toca leída de cartilla como decia un novio que tuve, y a ver cómo reacciona.
    Espero que tengas un buen fin de semana y que te deje sola únicamente para bajar a por donuts o ir al baño. Déjate cuidar y espero que J esté a la altura. Mucha suerte!

    enviado por Akai | 4 febrero, 2011, 12:52
    • Akai, el compromiso de anoche era laboral, en ese sentido estoy tranquila, no se fue de juerga (sino lo habría mandado a la mierda ya) lo que ya no estoy tan segura es que a partir de ahora (aunque no salga por la noche) dedique el 100% de su tiempo a ser padre. Ahí ya me entra un poco la risa, por no llorar, porque la verdad es que no me lo imagino… está muy absorbido por el trabajo, por ascender profesionalmente. Y si ahora directamente no me pregunta por mi hija ¿qué puedo esperar de él cuando nazca? no creo que la cosa cambie mucho pero en fin, voy a darle un margen para que asimile. Si no, puerta. Eso lo tengo claro,

      enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 13:13
      • A ver, que si el cree que se encuentra en un momento delicado laboralmente hablando y es ambicioso, pues se puede entender, mientras esté a tope fuera de las horas de trabajo, aunque yo he de decir que prefiero un hombre que sea capaz de renunciar a según que cosas (ascensos y demás) por la familia, también puedo entender a los que tienen esa meta mientras se impliquen el resto del tiempo. De todos modos ya se irá viendo, no me preocupas demasiado porque has demostrado hasta la fecha que tienes la cabeza mejor amueblada que yo, jejeje.

        enviado por Akai | 4 febrero, 2011, 13:36
        • Voy a decir una marujez como un piano de grande, pero no me lo puedo contener.
          Carmen, si tu futuro laboral es tan incierto, si Jota decide implicarse de verdad en su paternidad, quizá no sea malo del todo que su vida laboral esté bien resuelta. Que lo de “contigo, pan y cebolla”, con los bebés no es tan fácil…
          Besos

          enviado por Tiempos | 4 febrero, 2011, 13:44
          • También me lo he planteado, pero me niego. Necesito ser económicamente independiente. Si soy una mantenida estaré toda mi vida esclavizada a él… y no me parece inteligente dejarme encadenar en estos momentos… ni hablar.

            Digamos que es una alternativa de último recurso…

            enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 13:47
        • Es adicto al trabajo. Eso ya lo asumí hace tiempo. Ya veremos…

          enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 13:45
          • Carmen, no se trata de ser una mantenida, por supuesto!!!!

            enviado por Tiempos | 4 febrero, 2011, 14:01
          • Perdona, lo había entendido así, lo siento. Entonces supongo que te referías a “aprovecharme” de la buena situación laboral y económica del padre de la criatura, sin renunciar a mi trabajo ¿no? Pues visto así, no suena mal ¡me apunto! jajajajaj!!

            besos

            enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 14:13
    • Te respondo aquí que ya no sé dónde hacerlo!!!
      Me refiero a que si el “progenitor A” tiene problemas laborales, es bueno que el “progenitor B” tenga estabilidad económica, por el bien de la criatura. Y fíjate que hablo de “progenitor”, independientemente de que éste sea el padre o la madre. No se trata de aprovecharse, sino de ser realista, que los pañales no se crían en los árboles…
      Besos

      enviado por Tiempos | 4 febrero, 2011, 15:24
  13. Lo que me extraña muchísimo es que no te haya preguntado por cómo estás, por tu hija, no sé…alguna alusión aunque fuera breve.

    Ve con pies de plomo como medida de protección para ambas, y deja que se explique, que hable y tú también, no lo demores más.

    Un beso guapa y descansa.

    enviado por sildavia | 4 febrero, 2011, 12:35
    • He ahí la cuestión, Sildavia. Quiero pensar que está en estado de shock, que no es capaz de digerir que va a ser padre… Tiene cojones la cosa ¿verdad?

      El tiempo lo dirá.

      Otro beso pa ti.

      enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 13:16
  14. El puzzle yo lo veo facil muy facil,otra cosa es armarlo, es decir, lo primerisimo seria”la conversacion pendiente”es decir no se si tu embarazo se nota mucho o no pero ahí está,de este finde yo no pasaba de hablar de Nuestra Hija, almenos que tb sepa el sexo,quizas hasta a él le cueste sacar el tema,exponlo tu y escuchale quizas swe sienta el padre mas afortunado del mundo,en cuanto esas piezas se pongan sobre la mesa….las demas carmen van solitas.
    Muchiiiiisima suerte hermosa y recuerda tenernos mas al dia no tardes tanto en escribir!!!jejejeje la agoniaaa jejeje

    enviado por carolaa | 4 febrero, 2011, 12:25
    • No sé si es facil o no pero lo que no va ser sencillo es que se mentalice de que va a ser padre. Y estamos en lode siempre, yo no quiero obligarlo.

      Siento no haberos podido contestar pero es que estoy teniendo muchísimo trabajo. Como no podía ser de otra manera, se junta todo!

      Un besaco, ansia viva!!! 😉

      enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 12:30
  15. Uff, el puzzle es complicado… Estoy de acuerdo contigo y con algunos comentarios, “solo el tiempo lo dirá”, ahora pasitos cortos, mucha tranquilidad, muchos cuidados a la nenita y a la mami. Y lo de J, él mismo tiene que ir ganándose a pulso el sitio que se merece. No bajes la guardia pero relajada y disfrutando. Ya nos contarás.
    Me alegro mucho que verte mejor, estos días de atrás me preocupaban pero ahora te veo con otra fuerza.
    Un beso gordo, descansa el finde y disfruta que tienes que recuperarte de este último mes complicado…

    enviado por ainos | 4 febrero, 2011, 12:12
  16. o tirarte al tren o al maquinista…
    estaba casi ansiosa por saber qué había pasado.
    Ahora sólo cabe ver cómo se van desarrollando los acontecimientos, lo que tenga que ser, será. Sé que no va a ser fácil, pero intenta mantenerte lo más objetiva posible respecto a él. Lo que me chirría un poco es que no te preguntara nada del embarazo, ni de las pruebas… estando de 20 semanas es “imposible” hacer como si no pasara nada, o piensa que tienes gases? 😉

    Ve con cautela. Sobre todo porque (es lo que yo me intento aplicar) cuando tu niña esté aquí, no valdrán las espantadas durante semanas, eso ella no lo va a entender y tienes que dejárselo muy clarito al padre.
    Ojalá todo salga como quieres.
    Un besaco!

    enviado por marejada | 4 febrero, 2011, 12:04
    • A mi también me chirría. Y mucho. No sé hacia dónde me conducirá todo esto pero… en fin, ya veremos.

      besaco gordaco!!!

      enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 12:18
  17. Hola guapi,
    Rectificar es de sabios, no? Yo creo que haces bien en darle una última oportunidad a lo vuestro. Jota tiene ahora mucho que demostrar, es cierto, pero tu actitud es la correcta, deja que pasen las cosas, sin prisas. La mayoría de los hombres no son mucho de hablar, de tener conversaciones profundas como nosotras, son un caso a parte, tienen una manera diferente de expresarse y necesitan su tiempo para afrontar los problemas con palabras (nosotras en 5 minutos ya sabemos qué hay que decir, cómo y cuando). Pero no te creas que es algo particular de Jota. Es que ellos son “asín”. Ahora, que tampoco se columpie mucho, que tarde o temprano debe darte explicaciones, eh?
    Ahora disfruta del momento, no te agobies y piensa cada día en la inmensa suerte que tienes de tener a tu renacuaja creciendo dentro de ti. Con Jota, que pase lo que tenga que pasar, las cosas caen por su propio peso, si él merece la pena de verdad, sólo el tiempo lo dirá. Ojalá os vaya muy muy bien, de verdad, te lo mereces.
    Un besito

    enviado por Hayden | 4 febrero, 2011, 11:58
    • Pues si, voy a pensar que la insensibilidad, el egoismo y el déficit de comunicación son un problema de género. Pero no pienso bajar la guardia.

      Otro pa ti

      enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 12:19
  18. Ohhhhh qué emoción, tengo una mención en un post tuyo!!!!!!!!
    Jajajajaja!!!!

    Yo también estaría hecha un lío.
    Me ha hecho gracia lo de que te “consideras la más envidiada de la fiesta”. Mi marido ha sido siempre “el guay de la pandilla”, el que más ligaba, el más deseado… Y yo la que siempre pasaba desapercibida. Lo odiaba por ser tan “chulito”, pero aún no sé cómo, se enamoró DE MÍ (!!!). Yo pasé millas, pero claro, al final caí (y de qué manera, jajajajajaja). Algún día abriré un blog ocntando nuestra historia, que también tiene tela, jajajajaja. Y nunca he dejado de tener esa sensación que tú comentas…

    Vamos, que no sabes cómo te entiendo!

    En todo caso, está claro que tenéis una conversación pendiente. Y una hija en común. Toma ya!

    Besos

    enviado por Tiempos | 4 febrero, 2011, 11:55
    • Jajajaja!

      Entonces por experiencia sabrás lo mal que te sientes cuando sabes que TODAS tus amigas piensan que tu marido es un encanto ¿verdad? piensas “pandilla de perras, qué cuidado tengo que tener” jajajajaja!!!

      Un beso, guapísima

      enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 12:21
      • Querida, lo más complicado es cuando sabes que tus mejores amigas han suspirado por los huesitos de tu marido… El día e la boda es terrible, pero el día que van al hospital a conocer a vuestro primer retoño no tiene nombre… JAJAJAJAJA

        enviado por Tiempos | 4 febrero, 2011, 12:29
        • Para mi es duro CADA VEZ que salimos con ellas por la noche. Es agotador, me pongo paranoica perdida.

          😉

          enviado por la [mamá] | 4 febrero, 2011, 13:17

Post a comment