// estás en... estoy embarazada

estoy embarazada

de cambios hormonales y embarazadas guapas

embarazadas guapas

http://www.flickr.com/photos/axinar/

Sigo obsesa y monotemática, inmersa de lleno en mi particular crisis de identidad: necesito reencontrarme a mi misma con un cambio radical de imagen. Aun a riesgo de parecer superficial, puedo justificarlo como una necesidad imperiosa y metafísica que me nace del karma y tiene absoluta prioridad sobre cualquier otro menester vital: necesito tunearme. Aseguran que las embarazadas se sienten atractivas. No puedo entenderlo yo me estoy poniendo tremenda y mi autoestima es inversamente proporcional a los kilos que gano. Con el fin de reforzar mi ego, buscar argumentos para encontrar un nuevo camino y sobre todo, no perder el norte, me he estado documentando sobre las repercusiones de los cambios hormonales en el físico de la embarazada por si todavía queda alguna esperanza.

Aseguran que el pelo se vuelve brillante, sedoso y abundante. Parece que crece más debido a que las hormonas del embarazo hacen que se caiga menos… en mi caso lo de “abundante” y “largo” es lo único que se asemeja a la descripción utópica porque los adjetivos “brillante” y “sedoso” no se corresponden a la realidad del fenómeno que estoy sufriendo: mi pelo es intermitentemente grasiento y seco (o quizás las dos cosas al mismo tiempo) languidece en mi cabeza adherido al cráneo y crece  dos ó tres milímetros al día. Tengo que luchar cada minuto para camuflar mis orejas que sobresalen disparadas entre las greñas rígidas. Hebras deshilachadas de fregona del Día configuran una masa informe de materia biológica con apariencia de algas marinas. Estoy firmemente convencida de que mis compañeros de trabajo todas las mañanas piensan que acabo de volver de despedida de soltera y que, bajo los efectos de algún estupefaciente, he arrancado la cabellera de plástico a un playmóbil gigante para lucirla, patética y orgullosa.

Dicen que durante el segundo trimestre de embarazo la piel resplandece sonrosada con una luminosidad especial debido a un aumento en el volumen de la sangre que hace que llegue más flujo sanguíneo a la dermis: si esto es así, realmente soy la excepción que confirma la regla porque lo único que noto es una tersura desmesurada en el cutis originada sin duda por los kilos que me he regalado. Mi piel está tirante gracias a la acumulación de grasa y a la retención monumental de líquidos. La luminosidad en mi cutis brilla (valga la redundancia) por su ausencia o mejor dicho (puedo ser más ocurrente y graciosa) está eclipsada por el sebo.

El tema del atractivo sexual: en internet muchos artículos afirman que a muchos hombres les fascina la silueta de una mujer embarazada. Las embarazadas se sienten deseables y Los hombres ven sensualidad en los pechos y las curvas suaves.. eso si que es cierto. De pronto me siento súper deseada por degenerados con pinta de zoofílicos, hombrecillos con jersey de pico beige y tufo a seminaristas onanistas y jubilados lascivos que me ceden el asiento en el autobús mientras clavan sus pupilas lujuriosas en mi escote como si fuera la hora de su toma y además se acabaran de tomar un cialis. Me resulta tan repugnante incluso con la líbido disparada, que supongo que para una embarazada que no esté en celo tiene que ser una de las experiencias más repugnantes de su vida.

Por otro lado, acabo de leer que al padre de la criatura el hecho de verte embarazada le resulta un recuerdo constante de su virilidad y esta circunstancia parece ser que lo convierte, más que nunca, en un compañero enamorado. Todavía no he conseguido cerrar la boca (de la risa, claro): Engendreitor me llama muy a menudo pero se mantiene prudencial y desgraciadamente a distancia. Su cuerpo serrano brilla por su ausencia…

Comentarios

21 Respuestas a “de cambios hormonales y embarazadas guapas”

  1. Cómo te entiendo, Carmen, de verdad. Estoy como una vaca y horrorosa pero horrorosa, voy todo el día mirándome en los espejos para caer, al minuto, en una depresión. Mi marido no hace más que decirme que no estoy gorda, que estoy muy guapa…pobre, cualquier día me pide firmar el convenio regulador. Sólo de pensar en las comilonas navideñas me dan los siete males.

    enviado por Blixen78 | 12 diciembre, 2010, 17:39
    • Tonta! que nosotras nos veamos como vacas no significa que a ellos no les guste, al revés. Ahora tienen un par de buenas y turgentes razones para encontrarnos más atractivas!!! Aprovecha y pilla por banda a ese marido machote que tienes… ayayayay y yo en celo y sin Engendreitor!

      Ánimo Blixen, que aunque estés entradita en carnes, a ellos les gusta tener dónde agarrarse!!! (jo, qué salida estoy, por dios, perdona. Mi lujuria me puede y a veces se me va de las manos)

      un besazo!

      enviado por la [mamá] | 12 diciembre, 2010, 18:09
  2. Ayyyy Carmen… eres malisma contigo misma!!!

    Mira, estoy de 5 + 6, mi pelo, siempre fue grasiento, pero ahora? Es el summun de lo grasiento!!! No me dura ni un dia limpio!!! La cara, o el cutis… igualmente grasiento, pero al menos, los granos no han hecho aparicion, todavia, es como si se estuviera preparando para alguna explosion exquisita, al expulsar toda la grasa que le sobra.

    De cambios fisicos, todavia, obviamente no hablo, no los noto y estoy esforzandome en no subir peso, a ver como termino, solo lo pechos tienen una “leve” mejora acompañada de dolor, que guay 😛

    Y lo del pelo, no lo pienses mas!!!! Vete a la pelu pero ya, que te hagan algo, lo que sea, para que se te quite la paranoia 😛
    Si algo tiene de bueno el pelo, es que crece, asi que aprovecha, que tienes 6 meses de crecimiento descontrolado. Aunque te aconsejo, que no seas radical 🙂

    enviado por Isa | 11 diciembre, 2010, 10:39
    • Ay Isa, gracias!

      es que estoy obsesionada con el cambio estético. Es exagerado y muy difícil de explicar porque no responde a una necesidad frívola de estar más guapa sino a un tema más profundo, de identidad…

      No me hagas caso, es la progeterona!!!

      un besote

      enviado por la [mamá] | 11 diciembre, 2010, 10:50
  3. Bueno, buenooooooooooo

    vaya día que tenemos eh!!

    Chicas, que esto se pasa.

    Yo me siento vaca burra por haber engordado a día de hoy 1,600 desde mi primera visita a la matrona (coño es que desde que me pesé hace unos días he bajado como 1 kilo), pero entendedme, yo he necesitado de una cirugía de obesidad para conseguir bajar 30 kilos en un año, y ahora me paso el día comiendo, y comiendo, y comiendo, y comiendo, y desde hace 3 días tengo una barrigota que no se si es mía o me la ha prestado el borracho cervecero del bar de al lado.

    Es complicado, aunque supongo que todo es aprender a vivir en este ya no totalmente nuestro cuerpo.

    enviado por Stellacometa | 10 diciembre, 2010, 19:38
  4. Yo también tuve la brillante idea (por decirlo de forma amable conmigo) de cortarme la melena a media espalda a corto,cortito como yo misma y ahora me encanta la barriga y odio mi pelo, al revés de lo que me ha pasado siempre.
    De lo que no me quejo nada es de las tetas, a mi me hubiese costado por lo menos 6.000€ tenerlas como las tengo ahora…

    enviado por tachan | 10 diciembre, 2010, 17:05
    • Del pelo sé que me voy a arrepentir pero tengo que hacerlo o reventaré.

      Yo jamás he tenido unas tetas bonitas y ahora son una pasada, como tú dices: yo ni con 6000 € las hubiera conseguido… un beso

      enviado por la [mamá] | 10 diciembre, 2010, 21:38
  5. A ver, queridas, que no cunda el pánico…
    Una embarazada de 3 meses (o 4) todavías “casi” no es una embarazada (por fuera, quiero decir). Efectivamente es la época en la que más fea te ves, porque el embarazo empieza a notarse en forma de “neumático michelín” en la barriga, se pierde la cintura y el cuerpo empeiza a ser “amorfo”. Pero ¡paciencia!, en unas semanitas tendréis una tripilla preciosa de embarazada, y ahí es cuando te empiezas a ver guapa. Luego dejas de verte los pies y empiezas a parecer una ballena, pero eso hasta los 7 u 8 meses no ocurre, así que disfrutad del segundo trimestre (que no sé por qué se empeñan en decir que empieza en la semana 12 cuando en mi tierra 12 semanas son 2 meses y pico!!!).
    Besosssss

    enviado por Tiempos | 10 diciembre, 2010, 15:34
    • Tienes razón Tiempos pero… es imposible que yo me vea guapa…¡estoy muy gorda!

      enviado por la [mamá] | 10 diciembre, 2010, 22:01
  6. Hola a todas!
    Precisamente hoy he comentado con mi madre, no paro de oir “disfruta del embarazo” y he dicho ¿de qué? de los vómitos continuos, de despertarme todas las noches para ir al baño, de dolores en el bajo vientre… En fin, si he notado que el pelo me crece más y lo tengo más seco, he adelgazado (gracias a los vomitos) y mi piel ahora… pues estoy peor que cuando tenía 15 años, es decir, llena de granitos…
    Aún así estoy encantada con el embarazo, ha sido buscado y es verdad que me considero afortunada y envidiada pues yo misma cuando veia una embarazada o un bebé y ya estaba intentando quedarme, deseaba que pronto me ocurriera a mi.

    enviado por konguita | 10 diciembre, 2010, 15:27
    • Hola Konguita!

      Pues yo insisto, aunque cambio el verbo: intenta disfrutar del embarazo

      bss y vuelve!

      enviado por la [mamá] | 10 diciembre, 2010, 22:00
  7. Ánimo chicas, no digo q todo Lo q tenga q ver con el embarazo sea bueno, pero esforzaos en disfrutarlo, q es algo único!

    Yo vengo a dar la versión almibarada del asunto, estuve encantada con mi pelo en los embarazos, siempre lo he tenido graso y eso desapareció en ambos, lo q me permitió ser un poco más guarra y lavarmelo menos jajaja

    En vuestro caso si q podemos decir q el embarazo es un regalo, y seguro q estais mucho mas guapas de lo q creéis, y si lo q necesitáis es un cambio pues venga, a la pelu, a un salón de belleza y a luciros!!!

    Pensad en la cantidad de mujeres q se cambiarían por vosotras ahora mismo, nadie os mira con cara de asco, es envidia!!!

    enviado por Mariana 2 | 10 diciembre, 2010, 14:17
    • Gracias mariana2. Yo lo estoy disfrutando, de verdad, pero lo que es de cajón, es de cajón… y en mi caso estoy horrorosa y vieja, eso nadie va a poder negarlo!

      enviado por la [mamá] | 10 diciembre, 2010, 14:28
  8. No sabes como te entiendo (y a Lunita también). Cada día entro en tu blog con expectación, estoy enganchada, eres una caja de sorpresas, pero hoy desde luego, te has metido en mi cabeza y descrito lo que te has encontrado.

    No puedo negar que me hace moderada ilusión estar embarazada, pero cada día estoy más foca y menos guapa (nunca he sido un bellezón, pero esto empieza a ser un humillante, y solo estoy de 3,5 meses).

    No sé si el pelo me crece más, pero sí que se me está rebelando. Eso, unido a la lluvia, hacen de mi flequillo el bigote de “superMario” y la melena un millón de pelos con vida propia reivindicando su individualidad.

    Del escote mejor no hablar. Soy de escote generoso pero ahora parezco esperar que me ordeñen… ¿como pueden decir que estar embarazada es lo más maravilloso del mundo? yo me siento una adolescente preñada, a pesar de estar cerca de los 40.

    Muchas gracias por compartir lo que escribes en tu blog, me hace reírme de mi misma y de este “bonito proceso del embarazo”

    enviado por ainos | 10 diciembre, 2010, 13:25
    • Gracias a ti, ainos! Para mi es muy gratificante que te sientas identificada… al fin y al cabo el objetivo de este blog es terapéutico: expulso mis demonios. Pero lo que realmente supone una pasada para mi es comprobar que este objetivo parece que ahora es doblemente terapéutico y mi blog también sirve de algo a la gente que lo lee. En este caso, gracias por tu feedback: también me ha ayudado sentir que no soy la única bicho raro que sufre las maravillas del embarazo.

      un besazo!

      enviado por la [mamá] | 10 diciembre, 2010, 13:50
  9. Jjj, me gusta ver a una futura mamá irónica y escéptica ante la pretendida “omnibondad” de la maternidad.

    Si te sirve de consuelo te cuento mis vivencias: Mi pelo sí que es más abundante y crece mucho más rápido, pero teniendo en cuenta que una de las primeras cosas que hice tras conocer mi embarazo fue cotarme la melena hasta la cintura,(¡bueeeeno, vaaale!, las extensiones hasta la cintura…, para transformarla en un peinado a lo chico, el resultado es que en cuanto me descuido el flequillo se me mete en los ojos y aparecen mechones indomables.

    Mi madre dice que tengo un cutis perfecto, pero reconozcamos que ella no es imparcial, y que para ella que vuelva a tener la misma cara de pan que en mis fotos de bebé debe tener un encanto especial.

    Lo de las curvas…mi antigua delgadez ya se veía contrastada por un escote generoso, que para mi ahora se ha convertido en excesivo y vergonzoso. Además mi silueta me permitía aparentar algún que otro año menos, ahora mi evidente estado desmiente mi pretendida eterna adolescencia, y sí, prefiero a los jovencitos que a los viejos verdes, que se le va a hacer…

    A mi Engendreitor particular no he vuelto a verle desde el M.A, sólo me queda el consuelo de pensar que es muy guapo y sano, con lo que previsiblemente habrá regalado a mi peque una dotación genética envidiable, aunque puestas a pedir no hubiese estado mal que midiese unos centímetros más…

    En fin…pese a todo estar embarazada es una de las cosas más sorprendente que me ha pasado en mi vida y espero impaciente a mi garbancito.

    a mi engendreitor particular no lo he visto a ver

    enviado por Lunita | 10 diciembre, 2010, 12:15
    • Lunita!

      No sabía que tu historia fuese tan parecida a la mía!! (a excepción de lo del escote generoso, claro) Es muy alucinante esto de encontrarte embarazada de pronto ¿verdad? mi vida está cambiando contínua y vertiginosamente, cada día pasa algo nuevo que tengo que superar o digerir… Efectivamente, no puedo evitar ser irónica porque lo que no se puede pretender es aparentar que todo en el embarazo es maravilloso… de todas las formas, que no quepa ninguna duda: estoy encantada de haberme quedado embarazada!

      Un besito, Lunita. A ser fuertes! Sigue por aquí y cuéntame de vez en cuando cómo te va la vida…

      enviado por la [mamá] | 10 diciembre, 2010, 13:15
      • Lunita, Mamá… simplemente quería deciros que flipo con vuestros engendreitors…
        Mamá, hay una cosa de tu blog que siempre me ha llamado la atención,y es que por lo que he leido, pese a las dificultades, el shock, etc., nunca he leído que te planteases no continuar con el embarazo. Me gustaría que algún día nos contases por qué, si no te importa, claro!
        besos

        enviado por Tiempos | 10 diciembre, 2010, 15:37
        • Pues nunca me planteé abortar, no entra en mis planes, sería incapaz ¿por qué? no estoy segura de estar en contra del aborto pero sólo sé que yo no podría abortar, creo que no lo superaría nunca, me quedaría tarada. Cuando empecé el blog ya lo tenía claro, iba a tener el bebé. De otra manera el blog no hubiera tenido sentido porque lo inicié para que me ayudara a asimilar mi embarazo. Es muy simple, creo que se trata de elegir la decisión correcta: de tener un hijo nunca vas a arrepentirte pero de abortar sí. No sé si mi explicación ha respondido a tu “por qué”. Algún día hablaré de ello en el blog pero no me gustaría iniciar un debate sobre el aborto: creo que es un tema muy complicado y muy personal.

          enviado por la [mamá] | 10 diciembre, 2010, 21:56

Post a comment